El sexo en el plan de Dios
El sexo en el plan de Dios

El sexo en el plan de Dios

86 Miembros

Santidad matrimonial.

Hombres y mujeres están llamados a vivir en santidad en el matrimonio. Empezando por la fidelidad conyugal, porque Dios quiere que ambos cónyuges se respetan y se valoran en el matrimonio.

Porque Yahvé es testigo de que tu has sido infiel con tu esposa, a la que amabas cuando era joven. Ella, a pesar de todo ha sido tu compañera y con ella te obliga un compromiso. ¿No ha hecho Dios de ambos un solo ser que tiene carne y respira? Y este ser único ¿Que busca una sino una familia dado por Dios? No traiciones pues a la mujer de tu juventud (Ml 2, 14-16).

Corresponden pues a los esposos cristianos guardar la fidelidad hasta la vejez por amor de Dios.

image

Escribe un comentario, o Regístrate Aquí para comentar...

Santidad en el matrimonio.

Yahvé le dijo a Moisés: Di a toda la comunidad de los israelitas: Sed santos, porque yo, Yahvé, vuestro Dios, soy santo. (Lv 19, 1-2)

Procuran la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. (Hb 12, 14)

Todos los cristianos estân llamados a vivir la santidad para poder ver a Dios, en una palabra, para alcanzar la vida eterna es un requisito vivir la santidad.

Los esposos estân llamados a vivir la santidad en el matrimonio para alcanzar la vida eterna.

¿Pueden los esposos ser santos? Claro que sí. ¿Como es ser santo en el matrimonio? Buscando la voluntad de Dios en la vida matrimonial. En el siguiente publicación hablaremos como vivir la santidad en el matrimonio.

image

Escribe un comentario, o Regístrate Aquí para comentar...

19 w ·Traducciones ·Youtube

En la ****idad humana, no sólo existe el utilitarismo hedonista. Entre otros, también se da el utilitarismo procreador.


Escribe un comentario, o Regístrate Aquí para comentar...

19 w ·Traducciones ·Youtube

¡Qué gran regalo (y qué poco aprovechado) ha sido la teología del cuerpo de san Juan Pablo II...! Conviene conocerlo y difundirlo.


Escribe un comentario, o Regístrate Aquí para comentar...

Dimensión erótica del amor.

Todo esto nos lleva a hablar de la vida **** del matrimonio. Dios mismo creó la ****idad, que es un regalo maravilloso para sus creaturas. Cuando se la cultiva y se evita su descontdol, es para impedir que se produzca el empobrecimiento de un valor auténtico. San Juan Pablo II rechazó que la enseñanza de la Iglesia lleve a una negación del valor del **** humano, o que simplemente lo tolere "por la necesidad misma de la procreación". La necesidad **** de los esposos no es objeto de menosprecio, y no se trata de modo alguno de poner en cuestión esa necesidad.

(Amoris Laetitia 150, encíclica del Papa Francisco I)

image

Escribe un comentario, o Regístrate Aquí para comentar...