La alegría del evangelio
La alegría del evangelio

La alegría del evangelio

@HijodeMaria

El pecado y la ley.
Antes de llegar la ley, el pecado ya estaba en el mundo ; pero como no había ley, el pecado no se tenía en cuenta. Con todo, la muerte reinó desde Adán hasta Moises, también sobre los que no habian pecado imitando la desobediencia de Adán, que es figura del que había de venir. (Rm.5, 13-14) Ahora por medio de los mandamientos el hombre descubre cuales son los pecados que no debe de hacer.

image

Los hombres nos apartamos de Dios.

Cuando Dios creó a Adán y Eva, todo era felicidad, no hay miedo ni vergüenza (Gn. 2, 25), ni muerte, porque la santidad original es la inmotalidad (Sb. 1, 14-15). Tras la caida de nuestros primeros padres, vino como consecuencia el miedo (Gn.3,1, cansancio, y muchas cosas mas y la muerte hace su entrada en la historia de la humanidad: Así pues, por un solo hombre entró el pecado en el mundo, y con el pecado la muerte, y como todos los hombres pecaron, a todos llegó la muerte (Rm. 5, 12)

image

Belleza del cuerpo humano.
El cuerpo del hombre y de la mujer es en si muy bello, porque es obra de Dios, cada uno de sus partes y cada órgano de cuerpo forma parte de su belleza porque así quiso Dios, veamos como es la descripción de la belleza del cuerpo en la Sagrada Escritura:
Que lindos son tus pies en las sandalias, hija de príncipe, las curvas de tus caderas son como joyas obra de mano de un artista. Tu ombligo es una copa redonda donde no falta el licor. Tu vientre, un montoncito de trigo, rodeado de azucena. Tus pechos dos crias mellizas de gacela.
(Ct. 7, 2-4 .

image

El respeto a la vida humana.
La vida humana es sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el creador, su único fin. Solo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término; nadie, en nunguna circunstancia puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente. ( CIC. 2258). La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción.
Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida.

(CIC 227

image
image

Grandeza del ser humano.

Creados el hombre y la mujer a imagen y semejante de Dios (Gn. 5, 1-2), el ser humano cuenta con una grandeza por encima de todos los seres de la creación y con una gran dignidad de imagen de Dios. Y quiso Dios que el hombre fuera inmortal y viviera para siempre. (Sb. 1, 14-15)

En cuanto por la desobediencia del nuestros primeros padres, vino como consecuencia la muerte y la muerte pasó a todos porque todos pecaron.
Pero Dios por su infinita misericordia quiso devolver esa gracia arrebatada por el pecado mediante en Cristo su hijo.