TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

3 sacerdotes que llevaron la Misa a las zonas marginadas en “camiones capilla”

¿Cómo podemos seguir el ejemplo de estos sacerdotes para llevar la Eucaristía a quienes no pueden asistir a Misa?

Ante las dificultades que enfrentan los creyentes para asistir a la Misa dominical, estos sacerdotes se involucraron en la labor de llevar la Sagrada Eucaristía a aquellas personas que no pueden acudir a una iglesia los domingos.

Tal es el caso del sacerdote Werenfried van Straaten, conocido comúnmente como el “Padre Tocino”, originario de los Países Bajos, quien vivió en carne propia las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial. Ante el sufrimiento y las necesidades de las personas, él implementó diversas iniciativas para auxiliar a 14 millones de víctimas, incluyendo a 6 millones de católicos, proporcionándoles alimento y preocupándose también por su bienestar espiritual al fundar las “capillas rodantes”, en las cuales 169 sacerdotes ayudaron a llevar a cabo la celebración eucarística.

Asimismo, el fraile franciscano italiano Pascual Di Saverio llevó a cabo una labor similar en Argentina, donde sirvió como sacerdote desde una temprana edad. Fue en el año 2000 cuando tuvo la iniciativa de crear una capilla rodante, la cual finalmente pudo materializar en el 2009 tras reunir los materiales necesarios para su construcción. Junto a un grupo de colaboradores entusiastas, Di Saverio logró llevar a cabo su proyecto, proveyendo a las personas la oportunidad de participar en la Misa a pesar de las circunstancias adversas.

Por otro lado, el sacerdote colombiano Juan Felipe Escobar, desde el 2005, ha estado sirviendo a los ciudadanos de Medellín, Colombia. Con la intención de llevar el sacramento de la Eucaristía a los indigentes de la ciudad, se le ocurrió elaborar una capilla rodante, la cual desde el 2017 ha sido desplazada todos los martes a diferentes áreas de Medellín, para ofrecer a quienes más lo necesitan tanto alimento como prendas de vestir, constituyéndose así en una verdadera “Tienda del Encuentro”.

Estos ejemplos, inspirados en la iniciativa de sacerdotes comprometidos con el bienestar espiritual y material de sus feligreses, demuestran el sentido pastoral y la preocupación por la comunión eclesial que caracteriza a la Iglesia Católica, brindando un valioso ejemplo de amor al prójimo y de dedicación al servicio de Dios.

Con información de es.churchpop.com