TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Atentado en una Misa católica en Filipinas deja cuatro muertos

¿Cómo podemos orar por la paz y el consuelo de las víctimas de la masacre en la Universidad Estatal de Mindanao?

La bomba que explotó en la Universidad Estatal de Mindanao en la ciudad de Marawi ha dejado un saldo trágico de al menos cuatro personas muertas y 42 heridas. Las autoridades responsabilizan del ataque a un grupo terrorista, específicamente el Daulah Islamiyah-Maute, que habría perpetrado esta masacre como represalia por una operación del ejército que resultó en la muerte de once de sus miembros en la ciudad de Datu Hoffer Ampatuan. Este atentado pone de manifiesto la persistencia del yihadismo en la isla de Mindanao, ya que en 2017 la ciudad de Marawi fue sitiada durante cinco meses por los terroristas del Daulah Islamiyah-Maute, quienes habían jurado lealtad al Estado Islámico.

Marawi, conocida por tener la mayor población musulmana de Filipinas, estaba celebrando la semana de la paz, evento que culminaba con la celebración de una Misa en el gimnasio del campus de la Universidad Estatal de Mindanao. La Policía está investigando si el ataque involucró el lanzamiento de una granada o si se trató de algún tipo de artefacto explosivo casero.

El presidente filipino, Ferdinand Marcos Jr., ha condenado el ataque calificándolo de “atroz y sin sentido” y ha garantizado que los responsables serán llevados ante la justicia. En un mensaje a través de una publicación en X, exhortó a la calma a la población.

Además, al menos cuatro personas han muerto y unas 42 han resultado heridas como consecuencia de la detonación de una bomba durante una Misa que se celebraba en el gimnasio de la Universidad Estatal de Mindanao, en la ciudad de Marawi, en la isla de Mindanao.

La Policía y las autoridades atribuyen la autoría de este acto violento a un grupo terrorista, en específico al Daulah Islamiyah-Maute. Según los informes, el ataque a la Misa católica sería una represalia por una operación militar reciente contra este grupo yihadista, en la que perdieron la vida once de sus miembros. Las autoridades policiales están en alerta máxima tras este atentado, que confirma la presencia continua del yihadismo en la isla. En 2017, la ciudad de Marawi fue sitiada durante cinco meses por los terroristas del Daulah Islamiyah-Maute.

Marawi es la ciudad con mayor población musulmana de Filipinas. La Universidad Estatal de Mindanao estaba celebrando su semana de la paz, con la culminación de la Misa dominical en el gimnasio del campus. Las autoridades están investigando si los terroristas utilizaron una granada o algún tipo de artefacto explosivo casero.

El presidente filipino, Ferdinand Marcos Jr., ha condenado el ataque y prometido llevar a los responsables ante la justicia, calificándolo como un acto “atroz y sin sentido”. Su mensaje a través de una publicación en X insta a la población a mantener la calma y la certeza de que se hará justicia.

Con información de alfayomega.es | Foto Créditos: alfayomega