TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Cómo celebramos el 31 de diciembre a San Silvestre, Papa?

¿Quién fue San Silvestre y por qué es famoso en la historia de la Iglesia Católica?

San Silvestre, Sumo Pontífice, se ha destacado por su gobierno de la Iglesia Católica en la época en que finalizaron las persecuciones y el emperador Constantino otorgó plena libertad para profesar en todo lugar la religión de Jesucristo. Fue el Papa San Silvestre quien erigió la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Festejo: 31 de diciembre.

Martirologio Romano: San Silvestre I, papa, quien gobernó piadosamente la Iglesia durante muchos años, período en que el emperador Constantino Augusto construyó venerables basílicas y el Concilio de Nicea reconoció a Cristo como Hijo de Dios. En esta fecha, su cuerpo fue sepultado en Roma, en el cementerio de Priscila.

Biografía de San Silvestre.

San Silvestre recibió de Constantino el palacio de Letrán en Roma, y desde entonces este lugar sirvió como residencia de los Pontífices.

Asimismo, este Pontífice tuvo la fortuna de edificar (con ayuda del gobierno y de los fieles) la antigua Basílica de San Pedro en el Vaticano, y la primera Basílica de San Juan de Letrán.

Durante su Pontificado, San Silvestre presidió el Concilio de Nicea (año 325), en el cual los obispos de todo el mundo afirmaron que quien no crea que Jesucristo es Dios, no puede pertenecer a nuestra sagrada religión, y redactaron el Credo que recitamos los católicos.

Cuentan que a San Silvestre le correspondió el honor de bautizar a Constantino, el primer emperador que se convirtió al cristianismo (todos los anteriores habían sido paganos).

El Pontificado de San Silvestre duró 20 años y transcurrió con gran serenidad y completa libertad para la Iglesia.

Su fallecimiento.

San Silvestre falleció el 31 de diciembre del año 337. Fue sepultado en el cementerio de Priscila, en la vía Salaria, en una basílica donde estaba enterrado el papa San Marcelo, y que desde entonces se llamó de San Silvestre.

Alrededor del año 1890 se creyó identificar sus ruinas durante unas excavaciones, y finalmente lo logró en 1907 el arqueólogo Marucchi. Una Iglesia fue reconstruida sobre los antiguos cimientos y fue inaugurada el 31 de diciembre del mismo año. “En la eternidad, los reconocimientos no serán para aquellos que tuvieron una vida inquebrantable, sino para aquellos que supieron luchar contra las dificultades”. (San Francisco de Sales). Y San Silvestre sí que supo luchar contra numerosas tormentas en su vida, pero con la asistencia de la mano de Dios, salió triunfante.

Oración a San Silvestre.

Papa San Silvestre, tú que fuiste elegido por Dios para ocupar la sede de Roma en un momento crucial y emocionante de la historia de la Iglesia. Te pedimos que intercedas por nuestro actual Papa, para que pueda desempeñar sus deberes de acuerdo a la voluntad de Dios y guiar con seguridad a la Iglesia a través de los desafíos de la vida moderna. Papa San Silvestre, tú hiciste de Roma el hogar espiritual de la Iglesia y nunca la abandonaste. Ruega por el Vaticano, por todos nuestros cardenales, obispos y nuncios, para que puedan guiar a su rebaño con caridad paternal. Papa San Silvestre, ahora vives con la Santísima Madre y todos los ángeles y santos; reza con ellos por nuestro bienestar y salvación. Amén. Papa San Silvestre, ¡ruega por nosotros!

Novena a San Silvestre por un favor especial.

Oh admirable Papa San Silvestre, tú viviste las persecuciones de Diocleciano, y no solo sobreviviste, sino que hiciste florecer a la Iglesia de Cristo. Te pedimos que intercedas por este favor especial que necesito.

Padre celestial, Dios Todopoderoso, elegiste a San Silvestre para ser el Pastor de tu pueblo en la tierra, para que guiara a tu Iglesia a una era de paz. A través de su intercesión, amablemente concede esta petición que te pido para que así pueda glorificar el Santo Nombre de Dios para siempre con todo mi ser.

Rezar un Padre nuestro, un Ave María y un Gloria.

Sagrado Corazón de Jesús, ten piedad de nosotros. Inmaculado Corazón de María, ruega por nosotros. San Silvestre, ruega por nosotros.

Ven Señor Jesús, a ayudar a tu pueblo, sostenido por la intercesión del Papa San Silvestre, para que, siguiendo el curso de esta vida actual bajo su guía, podemos alcanzar felizmente la vida sin fin. A través de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un Dios, por siempre y para siempre. Amén.

Oh eminente Pastor del pueblo de Dios, que nos condujiste de las catacumbas a la luz del día por una paz bendita con la ciudad del hombre, permitiendo a la Iglesia del Señor, crecer y florecer libremente en sus sacramentos, en su culto al único Dios verdadero, ruega para que el Cuerpo de Cristo vuelva a prosperar en la verdad con su Cabeza divina, que la Luz que ha llegado al mundo puede ser proclamada hasta los confines de la tierra y todas las almas llamadas por el Señor vengan a la fuente del Bautismo y encuentren la plenitud de la fe en la santa Iglesia Católica. Reza para que no haya disensión en el Cuerpo, sino que todos sean uno en Aquel que es Dios mismo. San Silvestre, ruega por nosotros. Amén.