TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Cómo puedo hacer sitio a Dios en mi vida con estas seis ideas?

¿Cómo pueden los fieles católicos fortalecer su fe durante la Cuaresma y dar más espacio a Dios en sus vidas?

Con la llegada de la Cuaresma, seis personas comparten sus experiencias para encontrar más espacio y conexión con Dios durante este tiempo de aridez y prueba. Para Marie-Laure, se trata de estar atenta a las personas solitarias y debilitadas. Marie-Amélie prefiere contemplar obras de arte que la llevan a la alabanza. Xavier opta por el ayuno para redescubrir el placer de comer y para tomar distancia en una forma de arrepentimiento y solidaridad con los otros. Por su parte, Thomas decide hacer un ayuno digital para estar más disponible y estar en contacto con las personas de su entorno. Agathe, una profesora, pone en práctica la idea de que sus palabras sean impecables, esforzándose por hablar con un tono positivo.

Cuaresma es un período significativo con una duración de cuarenta días que precede a la Pascua. El número 40 en la Biblia es el número de espera, y es el tiempo de prueba y fortalecimiento de la fe. La Cuaresma siempre ha sido marcada por el ayuno y la penitencia, excepto en los domingos que son los días de la Resurrección de Cristo. En la Cuaresma, se invita a las personas a detenerse y tomar un paso a un lado para dejar espacio a Dios en sus vidas. Seis personas comparten sus experiencias en este artículo.

Marie-Laure encuentra a Dios en una relación gratuita con los otros. Ella presta especial atención a las personas solitarias y debilitadas. Su objetivo es estar presente con ellos y compartir momentos fraternos. Su experiencia con la Palabra de Dios la lleva a acoger y amar a todos los que encuentra. Cada día, toma tiempo para orar, leer la Palabra de Dios y escribir sobre cómo resuena en ella.

Marie-Amélie prefiere contemplar obras de arte y dejarse tocar por los colores, la composición y la luz. Esta práctica la lleva a la alabanza y a estar más conectada con Dios. Ella se da cuenta de cómo Dios se oculta en todas las cosas y cómo se manifiesta de diferentes maneras. Para ella, la contemplación de una obra de arte es una experiencia mística muy intensa.

Xavier opta por el ayuno durante la Cuaresma. Como capellán universitario, ha puesto en práctica la idea de que “todo está conectado”. Él y su familia agradecen a las plantas, alconseguir la comida, al tipo de cultivo, al modo en que se trata a los trabajadores en la producción de los alimentos y al cuidado que se tiene a la creación. El ayuno es para él una forma de ascetismo, de tomarse una distancia y hacer una reflexión profunda. Hacer un ayuno implica oración y limosna, y es una vuelta a Dios y una muestra de solidaridad con los demás.

Thomas ha decidido hacer un ayuno digital durante la Cuaresma. Él renuncia a todas las pantallas, incluyendo la televisión, la música y las redes sociales. Él desea estar presente para las personas de su entorno. Desea tener más tiempo para leer y para estar con sus amigos. Este es un tipo de ascesis que nunca ha intentado antes, pero él desea experimentarlo.

Agathe se esfuerza para que sus palabras siempre sean impecables. Ella cree que cada palabra mala tiene repercusiones en todos los interlocutores, y trata de evitar las palabras negativas, la crítica, el orgullo y la ira. Ella se esfuerza por decir palabras que sean libres de estos sentimientos. Ella cree que esto es especialmente importante cuando está enseñando. Ella intenta animar a sus alumnos con palabras positivas y tratarlos con respeto.

En resumen, cada persona tiene su propia forma de encontrar más espacio y conexión con Dios durante la Cuaresma. Algunos optan por el ayuno, mientras que otros eligen la contemplación de la Palabra de Dios o la apertura a los demás. Lo importante es encontrar la forma que más alimente y fortalezca la fe de cada uno. La Cuaresma es un período para reflexionar y estar en contacto con la espiritualidad.

Con información de es.la-croix.com