TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Cómo realizar la novena a San Miguel Arcángel para obtener su protección y ayuda divina?

¿Cómo puedo hacer una novena a San Miguel Arcángel, ofreciendo los merecimientos de los nueve coros de los ángeles para obtener su protección y ayuda en la vida cristiana?

En este día, como en todos los siguientes de la Novena, se debe repetir la oración del día anterior, cambiando solamente la oración correspondiente al coro angélico que corresponda a cada día. Esto se hace para honrar a los diferentes coros angelicales y a su príncipe, San Miguel. Se ofrece la misa para invocar la ayuda y protección de Dios y Señor de los Ángeles, a quien se encomiendan la guarda de los hombres y los negocios gravísimos de su gloria. Se ofrecen los merecimientos de los diferentes coros angélicos y San Miguel Arcángel para obtener la ayuda y protección divina, para buscar la mayor honra y gloria de Dios y para obtener lo que se pide en esta Novena.

La oración del día uno es dirigida a Dios y Señor de los Ángeles, con quien se encomiendan la guarda de los hombres. Se ofrecen los merecimientos de los soberanos espíritus, así como los del príncipe de los ángeles, San Miguel, quien guarda la naturaleza humana. Se pide que se proteja de todo pecado, se conceda pureza angélica y se otorgue lo que se pide en la Novena, a mayor honra y gloria de Dios.

La oración del día dos va dirigida al gloriosísimo Príncipe de la Corte del Cielo, Excelentísimo Arcángel San Miguel. Se le pide que haga que el devoto lo sepa amar y servir, y se le conceda lo que se desea y se pide en esta Novena, a mayor honra y gloria de Dios y para el provecho de la propia alma.

La oración del día tres va dirigida a Dios y Señor de los Principados, a quienes se encomienda la guarda de los reinos. Se ofrecen los merecimientos de los excelentísimos espíritus y del príncipe de la Milicia Celestial, San Miguel, quien guarda la naturaleza humana. Se pide que se guarde los sentimientos y potencias de todo desorden y desobediencia a las leyes divinas, que se conceda lo que se pide en esta Novena, a mayor honra y gloria de Dios.

La oración del día cuatro va dirigida a Dios y Señor de las Potestades, quienes tienen un especial poder para refrenar a los demonios. Se ofrecen los merecimientos de estos poderosísimos espiritus y los de San Miguel Arcángel, quien ha vencido a los demonios y lucha continuamente contra ellos en favor de la humanidad. Se pide que se defienda de todas las tentaciones del mundo, del demonio y de la carne, y que se conceda lo que se pide en esta Novena, a mayor honra y gloria de Dios.

La oración del día cinco va dirigida a Dios y Señor de las Virtudes, quienes hacen milagros propios de su soberano poder. Se ofrecen los merecimientos de estos prodigiosos espíritus y los de San Miguel, principal instrumento de todas las maravillas que se hacen en el mundo. Se pide que se venzan las malas inclinaciones de la corrompida naturaleza y que se conserve y aumente la gracia divina, y se conceda lo que se pide en esta Novena, a mayor honra y gloria de Dios.

La oración del día seis va dirigida a Dios y Señor de las Dominaciones, quienes presiden a los coros inferiores y son ministros de su providencia. Se ofrecen los merecimientos de estos eminentísimos espíritus y los de San Miguel, para que se conceda el perfecto seoro sobre las pasiones y la perfecta obediencia a los superiores y se pide la gracia que se desea en esta Novena, a mayor honra y gloria de Dios.

La oración del día siete va dirigida a Dios y Señor de los Tronos, en quienes descansa como en el trono de su gloria y se sienta como en un tribunal de justicia. Se ofrecen los merecimientos de estos altísimos espíritus y los de San Miguel Arcángel, trono de la grandeza divina y ministro supremo de justicia. Se pide que se juzgue a sí mismo con rigor para ser juzgado con piedad, se alcance la gracia que se pide en esta Novena, y se conceda la mayor honra y gloria de Dios.

La oración del día ocho va dirigida a Dios y Señor de los Querubines, quienes están adornados de perfectísimas sabidurías. Se ofrecen los merecimientos de estos sapientsísimos espíritus y los de San Miguel, quien enseña a la Iglesia las verdades que necesita saber. Se pide que se enseñe a temer y amar a Dios, y se conceda la gracia que se pide en esta Novena, a mayor honra y gloria de Dios.

La oración del día nueve va dirigida a Dios y Señor de los Serafines, quienes se abrazan a su amor. Se ofrecen los merecimientos de estos ardentsísimos espíritus y los de su amado y amante San Miguel, para que se ame a Dios sobre todas las cosas con toda el alma, con todo el corazón y con todas las fuerzas, y se concede la gracia que se pide en esta Novena, a mayor honra y gloria de Dios.

En todas las oraciones, se honra a San Miguel Arcángel como valerosísimo capitán de los ejércitos de Dios, quien defendió la honra y gloria de Jesucristo y sirvió a Él y a su Madre en su vida, y se le agradece por los servicios que ha hecho a los devotos, en quienes invocan su ayuda y protección contra los demonios y las tentaciones del mundo y la carne. Se le pide que defienda de todos los enemigos, que envíe a sus soldados para que le defiendan y le guíen en el camino de la vida, y que se le asista en la hora de la muerte, para que se alcance la eterna salvación.

Las siguientes preguntas pueden ayudarnos a profundizar y reflexionar sobre el tema:

1. ¿Cuál es la oración para comenzar la Novena a San Miguel Arcángel? Ofrezco los merecimientos de los ángeles y San Miguel para que me guarda de todo pecado y conceda lo que pido en esta novena.
2. ¿Qué se debe rezar en honra de los nueve coros de los ángeles en la Novena? Nueve veces el Padre Nuestro y Ave María.
3. ¿Por qué San Miguel es considerado defensor de la Iglesia y abogado de los hombres? Porque ha defendido la honra y gloria de Jesucristo y ha sido favorecido por su Santsima Madre.
4. ¿Qué se debe hacer en el segundo día de la Novena? Se debe decir lo mismo que en el primer día, pero con la oración correspondiente al coro angélico del día.
5. ¿Cuál es la intención del día sexto de la Novena? Pedirle a Dios y a San Miguel que nos concedan perfecto dominio sobre nuestras pasiones y perfecta obediencia a nuestros superiores.

Con información de Corazones.org