TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Consejos para elegir a la pareja adecuada y encontrar a la persona ideal

¿Estás buscando pareja? ¿Estás pidiendo a Dios su intervención y orientación en este importante asunto de tu vida?

En el momento de elegir pareja, es esencial tomar decisiones con sabiduría y discernimiento. El plan de Dios desde el principio de los tiempos fue que el hombre y la mujer se unieran en matrimonio para formar una familia, por lo que es fundamental buscar a alguien que comparta nuestras mismas creencias y valores.

El amor verdadero va más allá de las emociones momentáneas, y para construir una relación sólida y santa, es necesario que ambas personas tengan una base espiritual sólida. El matrimonio, cuando es practicante de la fe, tiene mayores probabilidades de éxito, ya que invocar a Dios en medio de las dificultades fortalecerá el vínculo de la pareja.

Por esta razón, es esencial buscar a alguien que piense de manera similar, con quien podamos compartir una vida en armonía y compaginar en aspectos esenciales como la economía, la crianza de los hijos, y otros aspectos importantes para el desarrollo de la familia. Esto nos permitirá construir una base sólida para el matrimonio, que se sustente en el amor, el respeto, la comunicación, el perdón y la empatía, valores fundamentales que con la guía de Dios, permitirán que el amor se fortalezca a lo largo del tiempo.

Asimismo, es fundamental que desde antes de conocer a nuestra futura pareja, comencemos a orar por ella. Pedir a Dios que prepare nuestros corazones y el de nuestra media naranja para recibir el sacramento del matrimonio. Confiamos en que Dios tiene el control de nuestra vida y del momento en el que la persona adecuada llegará a nuestra vida.

No podemos precipitarnos en la toma de decisiones sobre nuestro futuro matrimonio, ya que las presiones sociales o el miedo a la soledad pueden llevarnos a cometer errores que traerán repercusiones importantes para el resto de nuestra vida. Por tanto, es necesario confiar en Dios, orar al Espíritu Santo para que nos guíe en el camino hacia una decisión tan trascendental como el matrimonio, y entregarnos por completo en sus manos, confiando en que él se encargará del resto.

El matrimonio es un sacramento que trasciende la unión de dos personas. Es la consolidación de un amor basado en la fe y la confianza en Dios, por lo que, antes de tomar cualquier decisión, es necesario pedir su guía y su intervención. Solo con su ayuda, podremos formar una relación sana, estable y santa, que esté destinada a perdurar para toda la vida.

Con información de aleteia.org | Foto Créditos: Aleteia