TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Cuál es el significado de las Sagradas Escrituras y cómo se relacionan dos contrincantes en ellas?

¿Quién era el extraño ser con el que Jacob luchó y que al final resultó ser Dios?

En la narración bíblica acerca de los mensajeros celestiales, Jacob tuvo un encuentro inusual y violento con un ángel que, al final, resultó ser Dios. Observemos lo que ocurrió:

Esa noche, Jacob se levantó, tomó a sus dos esposas, a sus dos criadas y a sus once hijos, y cruzó el vado de Yaboc. Después de hacer cruzar el río a su familia, llevó todas sus pertenencias. Luego se quedó solo, y un hombre peleó con él hasta que amaneció. Ante la incapacidad de dominar a Jacob, le golpeó la articulación de la pierna, dislocándosela. Luego dijo: “Déjame ir, porque está amaneciendo”. Pero Jacob respondió: “No te soltaré si antes no me bendices”. El otro le preguntó: “¿Cuál es tu nombre?”, “Jacob”, respondió. El hombre agregó: “A partir de ahora no te llamarás Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido”.

Jacob le rogó: “Por favor, dime tu nombre”. Pero él contestó: “¿Cómo te atreves a preguntar mi nombre?”. Y allí mismo lo bendijo. Jacob llamó a aquel lugar Penuel, diciendo: “He visto a Dios cara a cara, y he salido con vida”. Mientras atravesaba Penuel, el sol comenzó a brillar, y Jacob iba renqueando del muslo. Por eso los israelitas no comen hasta el presente el nervio ciático que está en la articulación del fémur, porque Jacob fue tocado en la articulación del fémur, en el nervio ciático (Génesis 32,23-33).

¿Quién era ese extraño ser?
El encuentro de Jacob tuvo lugar en su camino a Betel, donde anteriormente él se había encontrado con Dios (Génesis 28) mientras huía de su tío Labán. Temiendo por su vida y la de su familia por el rencor guardado por su hermano Esaú, Jacob se halló solo y aterrorizado en el río Yaboc, donde un ser desconocido y él se enfrentaron cuerpo a cuerpo.

Se habla de un individuo cuya identidad no se revela. ¿Un genio, duende, numen, ángel, demonio, etc? ¿Acaso una persona del santuario cananeo de Yaboc que protegía la quebrada y no permitía el paso? Jacob se da cuenta de los poderes sobrenaturales de la otra persona cuando esta lo deja cojeando, obligándolo a bendecirlo y preguntándole su nombre. Desaparece al salir el sol, dejando a Jacob maltrecho y cojeando.

El relato busca explicar el cambio de nombre de Jacob por Uno Nuevo: Israel, como también el origen de un santuario llamado Penuel, que significa “cara de Dios,” y la costumbre dietética en Israel de no comer el tendón del muslo. Lo que ocurrió fue un cambio en Jacob, su encuentro desigual con Dios fue una “conversión”.

La lucha del nuevo Jacob, Jesús
En una noche oscura y terrible como aquella, el Hijo de Dios luchó contra su Padre Celestial en el huerto de Getsemaní. Aunque se dice que fue una sola vez, parece haber habido un forcejeo en la lucha de Jesús, quien en medio de su angustia fue reconfortado por un ángel que lo fortalecía. Jesús se convierte en modelo para todo cristiano, y por eso necesitamos de un ángel que nos fortalezca en esos momentos difíciles.

La invitación es a compartir nuestro contenido.

Con información de Ecocatolico.org