TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Cuatro ideas para orar con sus hijos jovenes

La contrariedad de la oración familiar medra a medida que los niños medran. A partir de los 12 o 13 años, es común que los pequeños se sientan de forma fácil retraídos por este enfoque. Abandonan gradualmente la oración familiar, prefiriendo un enfoque mucho más personal, oa ocasiones se niegan a orar en lo más mínimo. Aquí hay algunas sugerencias para animarlos a continuar orando en familia.

1. Reservar un tiempo por la tarde, en un día fijo de la semana, para la lectura del Evangelio del domingo siguiente. Va a ser una increíble y necesaria preparación para la misa. Este tiempo en familia puede ser seguido por un pequeño tiempo de mediación o de comunicar y acabar con una oración de acción de gracias y también intercesión.

2. Explotar los momentos litúrgicos más esenciales como Navidad y Semana Santa para pasar juntos un tiempo de compartir, leer la Palabra y rezar.

3. Utilice instantes como fiestas y cumpleaños para cada integrante de la familia; las salidas, ausencias y regresos de cada uno; las elecciones definitivas; la desaparición de los conocidos cercanos, para meditar con la familia. Cada uno de ellos ha de estar atento a los signos de la presencia amorosa de Dios en la crónica de la familia y realizar de esta un fundamento de comunión familiar y de encuentro con el Señor en acción de gracias.

4. Dele a sus jovenes un libro de oraciones. A primer aspecto, podrías meditar que la vida de oración es bastante riguroso para ellos. ¡Pues te sorprenderá mucho saber que, animados por ser tratados como lo que son, mayores a los ojos del Señor, van a hacer de Él compañeros para toda la vida!

Jean Regis Fropo

Noticias RSS rss