TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

El asombroso milagro de la supervivencia de San Juan Bautista durante la “Matanza de los inocentes”

¿Cuál fue la extraordinaria forma en que San Juan Bautista sobrevivió a la “Matanza de los inocentes”?

San Juan Bautista nació poco antes de Jesús y, debido a su edad, también estaba expuesto al peligro que representaba Herodes. ¿Cómo logró sobrevivir a esta masacre tan terrible?

Según el Evangelio de san Mateo, se relata el episodio conocido como “la Matanza de los inocentes” y se menciona que un ángel se le apareció a san José en sueños para indicarle que huyera a Egipto. Esta es toda la información que tenemos sobre este evento.

Sin embargo, en el contexto de las revelaciones privadas, dos místicas narran sus visiones sobre la extraordinaria manera en que san Juan Bautista logró escapar de la “Matanza de los inocentes”.

Como ocurre con todas las revelaciones privadas, no existe la obligación de creer en ellas. Cada creyente debe tener en cuenta que estas visiones nos pueden guiar, pero nunca deben contradecir la única revelación necesaria – la Tradición Apostólica y las Sagradas Escrituras, enseñadas por el Magisterio de la Iglesia.

Sor María Jesús de Agreda, en su obra “Mística Ciudad de Dios”, comenta que cuando la Sagrada Familia partió hacia Egipto, María “envió a uno de los ángeles principales para que informara a Santa Isabel de lo que estaba sucediendo”. Este ángel, que era superior a los demás en esta ocasión, mentalmente le transmitió a Isabel todo lo que debía saber. Le informó sobre cómo la Madre de Dios iba huyendo a Egipto para proteger a Jesús de la ira de Herodes, así como otros misterios relacionados con la encarnación del Verbo, tal y como la divina Madre se lo había ordenado.

Por otro lado, Ana Catalina Emmerick, en sus “Visiones y revelaciones completas”, también relata el encuentro entre la Sagrada Familia, que se encontraba huyendo a Egipto, y Juan el Bautista de niño, así como su madre Isabel. Según su visión, María estaba sedienta y triste, y el Niño también tenía sed. María bajó del asno, se sentó en el suelo y colocó al Niño delante de ella, mientras rezaba. En ese momento, Juan se encontraba cerca, en una gruta escondida entre rocas altas. Aparentemente, esperaba algo con inquietud, pero Emmerick no pudo ver a su madre. Juan sintió la presencia de Jesús y su sed. Se arrodilló, extendió sus brazos y clamó a Dios. Luego, con rapidez, corrió hacia un costado de la roca y golpeó el suelo con una vara, lo que provocó que brotara abundante agua. Juan corrió hacia el agua y se detuvo, viendo a lo lejos pasar a la Sagrada Familia. María alzó al Niño en brazos y señalando hacia el lugar, dijo – “Mira a Juan en el desierto”.

Esta historia es realmente hermosa, ¿verdad?

San Juan Bautista, intercede por nosotros para que podamos proclamar a Cristo en este mundo lleno de adversidades.

Con información de es.churchpop.com