TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

El líder de los obispos de Portugal respalda la confidencialidad del sacramento de la confesión.

¿La Iglesia católica mantendrá en secreto la Confesión en Portugal y descarta una posible revisión del Concordato?

El presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa ha declarado que la Iglesia mantendrá en secreto la Confesión, ya que este es un sacramento sagrado que no puede ser cambiado. El obispo ha respondido a una pregunta de una diputada acerca de la posibilidad de revisar el Concordato celebrado entre la Santa Sede y la República Portuguesa y la creación de una Comisión de Reparación para indemnizar a las víctimas de delitos sexuales. Según el artículo 5 del Concordato de 2004, los eclesiásticos no pueden ser interrogados por los magistrados u otras autoridades sobre hechos y cosas de las que hayan tenido conocimiento por razón de su ministerio. El líder de los obispos lusos ha subrayado que la Confesión implica el arrepentimiento de los hechos cometidos y corresponde al confesor convencer a las personas de que es su deber denunciar los hechos ante las autoridades correspondientes.

El cardenal Manuel Clemente ha señalado que el secreto sacramental para los católicos es absoluto. El confesor tiene la obligación de recomendar a la persona que acuda a la autoridad competente. La denuncia de abusos en la Iglesia no constituye una violación del secreto profesional, pero el clero tiene la obligación de informar cuando alguien sabe o tiene motivos fundados para suponer que cualquiera de los mencionados se han cometido delitos.

El confesor que viole directamente este secreto incurre automáticamente en la pena de excomunión, conforme al Derecho Canónico. El 1 de julio de 2019, el Vaticano publicó un nuevo documento sobre el llamado “Secreto de Confesión”, al que está obligado cualquier miembro del clero católico, considerando que este secreto no puede ser anulado por presiones políticas o legales.

Es necesario destacar que la Confesión es un sacramento muy importante para los católicos, ya que permite a la persona hacer penitencia por sus pecados y recibir el perdón de Dios a través del confesor. El secretario de la Comisión Episcopal de Liturgia, Justicia y Paz ha afirmado que la Confesión tiene una gran importancia porque permite al penitente encontrarse con la misericordia de Dios. Por lo tanto, es vital que se respete el sacramento como un acto de humildad, arrepentimiento y perdón, así como para garantizar la protección del secreto profesional del confesor.

En resumen, la Iglesia seguirá manteniendo el secreto de la Confesión como un sacramento sagrado que no puede ser cambiado por presiones políticas o externas. El clero tiene la obligación de informar en caso de que haya motivos fundados para suponer que se han cometido delitos, pero la Confesión sigue siendo un acto de humildad, arrepentimiento y perdón, y el confesor tiene la obligación de reiterar a la persona que es su deber denunciar los hechos ante las autoridades correspondientes. La protección del secreto profesional del confesor es vital para garantizar que las personas puedan acudir a la Confesión y recibir de forma privada el perdón y la misericordia de Dios.

Las siguientes preguntas pueden ayudarnos a profundizar y reflexionar sobre el tema:

1. ¿La Iglesia mantendrá en secreto la Confesión?
Sí, el presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa aseguró que el secreto de la Confesión es tan antiguo como la Iglesia y no cambiará.

2. ¿Qué establece el artículo 5 del Concordato de 2004?
Los eclesiásticos no pueden ser interrogados por los magistrados u otras autoridades sobre hechos de los que hayan tenido conocimiento por razón de su ministerio.

3. ¿El clero tiene la obligación de denunciar los casos de abuso?
Sí, la nueva ley vaticana para la protección de menores y personas vulnerables determina la obligación de denunciar los casos de abuso, salvo situaciones vinculadas precisamente al sigilo sacramental.

4. ¿Qué establece el Motu Proprio ‘Vos estis lux mundi’ de 2019?
Este decreto del Papa establece que la denuncia de abusos en la Iglesia “no constituye una violación del secreto profesional”, excluyendo, como determina el canon 1548-§2 del Código de Derecho Canónico.

5. ¿Qué sucede si un confesor viola el secreto de la Confesión?
El confesor que viole directamente este secreto incurre automáticamente en la pena de excomunión, conforme al Derecho Canónico.

Con información de infovaticana.com