TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

El Papa Francisco alerta sobre la importancia de controlar la gula: La relación entre lo que comes y tu alma

¿Cómo podemos evitar la gula y seguir el camino de la sobriedad?

La Audiencia General del Papa Francisco el pasado 10 de enero, fue un llamado a actuar con sobriedad, advirtiendo sobre la amenaza que la gula representa, un vicio que, según el sumo pontífice, está destruyendo al planeta.

Desde el Aula Pablo VI del Vaticano, el Santo Padre continuó con su serie de catequesis sobre los “vicios y las virtudes” centrándose en esta ocasión en el pecado de la gula. El alegre recuerdo de las bodas de Caná, donde Jesús realizó su primer milagro, mostró su simpatía por las alegrías humanas, preocupándose por terminar la fiesta festiva e incluso proporcionando una gran cantidad de buen vino a los novios.

El comportamiento de Jesús, que provoca asombro en algunos al no solo ser amable con los pecadores sino que incluso come con ellos, evidencia su deseo de comulgar con aquellos a quienes todos rechazan. Jesús afirma un nuevo principio, los invitados a la boda no deben ayunar cuando el novio está con ellos. Jesús quiere que compartamos su alegría y sufrimiento. Además, Jesús hace una distinción entre los alimentos “puros e impuros”, lo que muestra que no se trata del alimento en sí, sino de nuestra relación con ellos.

El ejemplo del Papa Francisco relacionando una relación desordenada con la comida con el comportamiento de algunas personas de comer deprisa sin nunca saciarse, siendo esclavos de la comida, dejó claro que el comportamiento de las personas con la comida puede tener un gran impacto interno y social. La valoración de la comida y su relevancia en la sociedad, donde se ven desequilibrios y patologías como la obesidad o trastornos alimenticios como la anorexia o bulimia, fue un punto importante abordado por el Pontífice.

Las enfermedades derivadas de los trastornos alimenticios son a menudo dolorosas y están relacionadas con tormentos de la psique y del alma, mostrando así la relación entre el desequilibrio psíquico y la forma de comer. El Papa afirmó que “la comida es la manifestación de algo interior”, como la capacidad de compartir con los necesitados o el egoísmo de acumular todo para uno mismo.

Para el Papa Francisco, la gula es “la locura del vientre”, un vicio que se injerta en una de las necesidades vitales como la alimentación, y es el más peligroso desde un punto de vista social, ya que está acabando con el planeta.

Los seres humanos han caído en la voracidad desenfrenada en busca de los bienes del planeta, comprometiendo así el futuro de todos. El gran pecado que denunció el Papa es la “furia del vientre”, habernos abjurado del nombre de hombres para asumir otro, “consumidores”, y de lo cual ni siquiera nos dimos cuenta. La forma de “gula” en la que vivimos ha causado mucho daño al mundo.

El llamado final del Papa Francisco es a pedir al Señor que nos ayude en el camino de la sobriedad, en el que todas las formas de gula no tomen control de nuestras vidas.

Como periodista, es claro que la reflexión del Papa Francisco ha dejado una gran impresión en su audiencia, haciendo un llamamiento a la sobriedad en un mundo que parece regirse por la voracidad y el consumo desmedido. Un tema que, sin duda, causa perplejidad y un llamado a la reflexión de todos.

Con información de aciprensa.com – Foto Crédito: aciprensa