TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

El sacerdote explica por qué existen escándalos en la Iglesia

¿Cuál es la razón según el sacerdote Bill Peckman por la existencia de escándalos en la Iglesia?

El reverendo Bill Peckman, quien sirve como párroco en dos iglesias en el estado de Missouri, Estados Unidos, compartió en su perfil de Facebook su punto de vista sobre las causas de los escándalos que afectan a la Iglesia católica.

Según Peckman, uno de los motivos por los que se presentan los escándalos en la Iglesia es la falta de enfoque en Cristo. Comparó esta situación con la historia bíblica de Pedro caminando sobre el agua, donde al apartar la mirada de Cristo, Pedro comienza a hundirse.

El sacerdote señaló que se desvía la mirada de Cristo cuando se intenta mezclar el Evangelio con ideas mundanas. También mencionó que al permitir la entrada del pecado en la vida, se pierde el enfoque en Cristo, ya sea a través de pecados como la lujuria, la ira, el orgullo, la avaricia, la gula, la envidia o la pereza. Además, indicó que al reaccionar ante el pecado con más pecado o con actitudes como la burla, la venganza o la apatía, se está apartando la mirada de Cristo.

Otro punto que resaltó el sacerdote es que se pierde el enfoque en Cristo cuando la fe se convierte en un simple pasatiempo piadoso o cuando se da prioridad a otras actividades sobre la vida de fe. También mencionó que al descuidar la oración en el hogar, la vida devocional en las familias y en las parroquias, o al reducir la Misa a un mero encuentro social en lugar de un encuentro con Dios, se pierde la conexión con Cristo.

Peckman destacó que mantener la mirada en Cristo requiere un constante desprendimiento de uno mismo y una profunda humildad para reconocer la necesidad de la guía de Cristo. Afirmó que las reglas, leyes y protocolos son insuficientes si no se tiene la mirada puesta en Cristo.

El sacerdote enfatizó en la importancia de redirigir la mirada hacia Cristo como el punto de partida para cualquier reforma o renovación en la Iglesia. Destacó que las respuestas y reacciones de los fieles deben emanar de una mirada puesta en Cristo, lo cual evitará responder al pecado con más pecado y en su lugar, permitirá llevar la sanación y el perdón de Cristo a las heridas que surgen cuando se aparta la mirada de Él.

Con información de es.churchpop.com