TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Encuentran la oración mariana más antigua descubierta hasta ahora

¿Conocías la oración mariana más antigua del mundo, “Sub tuum praesidium”? ¡Reza y venera a Nuestra Madre en tus problemas!

La presente narración relata el descubrimiento de una antigua oración mariana de origen desconocido. En el año 1917, la librería John Rylands en Manchester, Reino Unido, adquirió varios papiros de procedencia egipcia, entre los cuales se encontraba un fragmento con una antigüedad que se remonta al año 250 después de la era cristiana.

Lo sorprendente de este fragmento de papiro, de 18×9.4 centímetros, no fue tanto su antigüedad, sino su contenido, ya que en él se encontró lo que posiblemente sea la oración mariana más antigua conocida hasta el momento.

La oración estaba redactada en griego antiguo y se presentaba de la siguiente manera –

Ὑπὸ τὴν σὴν εὐσπλαγχνίαν,
καταφεύγομεν, Θεοτόκε.
Τὰς ἡμῶν ἱκεσίας,
μὴ παρίδῃςἐν περιστάσει,
ἀλλ᾽ ἐκ κινδύνων λύτρωσαι ἡμᾶς,
μόνη Ἁγνή, μόνη εὐλογημένη.

En español, la oración mariana se puede leer de la siguiente manera –

“Bajo tu amparo nos
acogemos,
Santa Madre de Dios;
no deseches las súplicas
que te dirigimos en nuestras necesidades,
antes bien, líbranos de todo peligro,
¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!”.

Esta famosa oración conocida como “Bajo tu amparo” o “Sub tuum praesidium” en latín, es posiblemente utilizada por los primeros cristianos desde antes del año 250 d.C. Lo impresionante es la antigüedad de esta oración mariana.

Es consolador saber que al recitar esta oración, nos unimos en amor a la Virgen con millones de cristianos que la amaron en tiempos pasados.

En 1938, la Universidad de Manchester publicó un catálogo de papiros en griego y latín de la librería John Rylands, donde erróneamente se indicaba que el papiro que contenía esta oración mariana pertenecía al año 450 d.C, cuando estudios especializados lo ubican en el 250 d.C.

Además, es relevante mencionar que en la oración mariana en griego, se utiliza la palabra “Theotokos”, que significa “Madre de Dios”. Esto indica que los primeros cristianos se referían a la Virgen de esta manera, a pesar de que formalmente esta designación fue instaurada en el año 431 d.C en el Concilio de Éfeso.

Es maravilloso descubrir que a lo largo de la historia, tantos hermanos en la fe reconocieron y honraron a Nuestra Madre. No desaproveches la oportunidad de recitar esta oración mariana cada vez que te encuentres en dificultades.

Este hallazgo es un testimonio concreto de nuestra unión y devoción a la Santísima Virgen María a lo largo de los siglos.

Con información de es.churchpop.com