TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Es seguir a Jesús un cambio real o solo una creencia sin fundamentos? Francisco lo discute en la audiencia.

¿Cómo afecta el encuentro con el Señor Resucitado la vida de un cristiano según la catequesis del Papa Francisco en la última semana de Cuaresma?

El Papa Francisco continúa su ciclo de catequesis sobre el celo apostólico, y en su última audiencia del miércoles 29 de marzo, el Papa destacó la figura del apóstol Pablo y su conversión radical. El Pontífice recalca que la pasión por el Evangelio no puede surgir de estudios o convicciones teóricas solamente, sino que surge del encuentro personal con el Señor resucitado, lo que transforma al individuo desde su interior. El Papa Francisco se pregunta, “¿Qué significa Jesús para mí? ¿Lo tengo dentro, me dejo cambiar por él, o solo es una idea o una ideología?” El celo apostólico que desarrolla en cada persona supone una verdadera transformación desde su interior, un cambio real y auténtico que se produce cuando uno se acerca a Dios y se enfrenta a su propia humanidad.

El Papa Francisco destaca que existe un “celo” malo que puede llevar a la violencia y a los homicidios, incluso en nombre de Dios. Pero el celo por el Evangelio de Cristo surge de reconocerse como un pecador perdonado y misericordiado por Dios, lo que infunde la fuerza del Evangelio en cada persona. El Papa Francisco coincide con Santo Tomás de Aquino al afirmar que la pasión, desde el punto de vista moral, no es ni buena ni mala, sino que su uso virtuoso la hace moralmente buena, mientras que el pecado la hace mala.

La conversión radical de Pablo, quien pasó de ser un perseguidor de la iglesia a un gran apóstol de Cristo, muestra una paradoja. Hasta que él se consideró justo ante Dios, se sintió autorizado para perseguir, arrestar e incluso matar a los seguidores de Cristo. Pero, después de su conversión, él descubrió que había sido “un blasfemo y un violento”, lo que lo hizo capaz de amar de verdad. El Papa Francisco concluye su catequesis sobre la figura del apóstol Pablo recordando que, al igual que la Virgen María, guiada por su celo ayudó a Isabel, Pablo llevó la gracia de Cristo a todos, lo que lo motivó a convertirse en apóstol de Cristo.

Las siguientes preguntas pueden ayudarnos a profundizar y reflexionar sobre el tema:

1. ¿Qué transformó la vida de Pablo de Tarso?
R: El encuentro con el Señor Resucitado transformó la vida de Pablo.

2. ¿Qué significa la pasión por el Evangelio?
R: La pasión por el Evangelio no es una cuestión de comprensión o de estudios, sino más bien recorrer esa misma experiencia de “caída y resurrección” que Saulo/Pablo vivió.

3. ¿Qué cambió en Pablo después de su conversión?
R: Lo que cambió en Pablo no fue una simple idea o una convicción, sino su encuentro con el Señor resucitado que transformó todo su ser.

4. ¿Qué pero existe al “celo” por el Evangelio?
R: Existe un “celo” malo que puede justificar violencias y homicidios, a veces incluso en nombre de Dios.

5. ¿Qué nos pregunta el Papa para reflexionar sobre nuestra relación con Jesús?
R: “¿Qué significa Jesús para mí? ¿Lo tengo dentro, me dejo cambiar por él o solo es una idea o una ideología?”

Con información de ReligionDigital.org