Este año 2023, conmemoramos el Domingo de Ramos o también conocido como «De la Pasión del Señor».

¿Cuál es la lectura del Evangelio en el Domingo de Ramos?

El Domingo de Ramos marca el inicio de la Semana Santa en la Iglesia Católica, y este 1 de abril, la celebración central de la Misa incluye dos lecturas del Evangelio que han dejado perplejos a muchos creyentes.

La primera lectura se lleva a cabo antes de la Procesión de las Palmas, generalmente fuera del templo, y es tomada de Mt 21, 1-11.

Este pasaje relata la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y habla de la burra y el burrito que los discípulos debían desatar y llevar al Señor.

La segunda lectura es parte de la Liturgia de la Palabra en el interior del templo y es tomada de Mt 26, 14–27, 66.

Este pasaje del Evangelio según San Mateo corresponde al relato de la Pasión de Cristo.

El texto del Evangelio para la Procesión de las Palmas cuenta cómo Jesús envió a dos de sus discípulos a conseguir una burra y un burrito.

La lectura habla de cómo, al llegar a Jerusalén, la gente extendió sus mantos en el camino y cortó ramas de árboles que tendieron a su paso.

Los que iban delante y detrás de Él gritaban «¡Hosanna! ¡Viva el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en el cielo!».

La ciudad entera se conmovió cuando Él entró.

La segunda lectura relata cómo Judas Iscariote fue a ver a los sumos sacerdotes para entregar a Jesús por treinta monedas.

Los discípulos le preguntaron al Señor dónde quería celebrar la cena de Pascua y Él les dijo que fuera a la ciudad y preparara la cena.

Recomendamos:
Un sacerdote francés, Antoine Coelho, es suspendido por casarse con una mujer a quien considera la encarnación del Espíritu Santo.

Al atardecer, Jesús se sentó a la mesa con los Doce y les dijo que uno de ellos lo iba a entregar.

Todos se pusieron muy tristes y comenzaron a preguntarle si eran ellos.

Jesús les dijo que aquel que mojara su pan en el mismo plato que Él lo iba a entregar.

Judas le preguntó si era él y Jesús le respondió que sí.

Más tarde, durante la cena, Jesús tomó un pan y lo partió, pasándolo a sus discípulos y diciendo que ese era Su Cuerpo.

Tomó una copa de vino, pronunciando la acción de gracias, pasándola a sus discípulos, diciendo que esa era Su Sangre, Sangre de la nueva alianza.

Después de cantar el himno, salieron al monte de los Olivos.

Jesús les dijo que todos se iban a escandalizar esa noche, pero que después de que resucitara, iría delante de ellos a Galilea.

Pedro le replicó que él nunca se iba a escandalizar, pero Jesús le dijo que esa misma noche lo iba a negar tres veces.

Jesús fue con ellos a Getsemaní y les pidió que velaran con Él.

Él se postró rostro en tierra y comenzó a orar.

Volvió donde estaban los discípulos y los encontró dormidos.

Les dijo que velelran y oraran para no caer en tentación, ya que el espíritu está listo, pero la carne es débil.

Avanzó unos pasos más, postrandose nuevamente, diciendo «Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz; pero que no se haga como yo quiero, sino como quieres tú».

Después de orar una tercera vez, regresó donde estaban los discípulos y les dijo que se levantaran, ya que el que lo iba a entregar estaba llegando.

Recomendamos:
Sacerdote chino: "No hay ningún resultado positivo en el acuerdo con el Vaticano"

Enseguida llegó Judas, uno de los Doce, seguido de una chusma numerosa con espadas y palos enviada por los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo.

Judas se acercó a Jesús y lo entregó por treinta monedas de plata.

La lectura termina con la huida de los discípulos al darse cuenta de que habían sido abandonados.

Dicho esto, ambos pasajes del Evangelio presentados durante la Misa del Domingo de Ramos, aunque conocidos por muchos, siguen dejando perplejos a quienes los escuchan.

La entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y la traición de Judas Iscariote son eventos fundamentales en la historia del cristianismo que se recuerdan durante la Semana Santa, pero es interesante cómo su lectura aún sorprende y desconcierta a quienes la escuchan.

Las siguientes preguntas pueden ayudarnos a profundizar y reflexionar sobre el tema:

1. ¿Qué sucede en el Domingo de Ramos? Se da inicio a la Semana Santa con la celebración central de la Misa.
2. ¿Qué lecturas se leen durante la Misa? Se lee el Evangelio de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y la Pasión de Cristo.
3. ¿Qué significa la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén? Es una muestra de la humildad de Jesús y su amor por la humanidad.
4. ¿Por qué Jesús fue entregado por Judas? Porque fue traicionado por treinta monedas de plata a manos de los sumos sacerdotes.
5. ¿Qué podemos aprender de la negación de Pedro a Jesús? La importancia de permanecer firmes en la fe y no dejar que el miedo o las dudas nos alejen de Dios.

Con información de aciprensa.com – Foto Crédito: aciprensa

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba