TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Gallagher respalda la Iniciativa de Paz Árabe en la ONU para Tierra Santa

¿De qué manera puede contribuir la Iniciativa de Paz Árabe a la paz entre israelíes y palestinos sin perjudicar a las poblaciones locales?

El prelado Paul Richard Gallagher, secretario de Relaciones con los Estados y las Organizaciones Internacionales de la Secretaría de Estado, ha tomado parte en la reunión de Alto Nivel de la ONU acerca de la paz en Oriente Medio desde su compromiso en la protección De los Santos Lugares y la presencia de la comunidad cristiana en la zona. “La Santa Sede está firmemente convencida de que la paz entre israelíes y palestinos, y en la región en general, sería beneficiosa para toda la comunidad internacional. Por ello, cualquier iniciativa de paz es bien recibida, incluyendo la Iniciativa de Paz Árabe, siempre y cuando no perjudique a las poblaciones locales ni a las legítimas demandas de israelíes y palestinos”, reclamó.

El obispo Gallagher denunció que los palestinos “se encuentran hoy en una posición muy vulnerable, tanto por problemas de gobernanza interna como por la actitud cada vez más dura y militarmente invasiva del Estado de Israel”. Por tanto, lamentó que “es triste observar que seguimos aquí debatiendo sobre el conflicto israelo-palestino 30 años después de la firma de los Acuerdos de Oslo, el 13 de septiembre de 1993, que insinuaban cómo sería la solución de dos Estados para los dos pueblos”. Unos años en los que la Santa Sede ha promovido sus relaciones diplomáticas tanto con Israel, Jordania y la propia OLP palestina.

El secretario también recordó que para el Vaticano “la administración de la ciudad de Jerusalén es un punto central de controversia que debe ser abordado para lograr una paz estable y duradera. Es evidente que esta ciudad es muy importante para nosotros los cristianos, así como para los judíos y los musulmanes, quienes la consideran la Ciudad Santa”. Así, recordó la postura tradicional de la Santa Sede que “considera Jerusalén no como un lugar de enfrentamiento y división, sino como un lugar de encuentro en el que cristianos, judíos y musulmanes pueden convivir con respeto y buena voluntad mutua” a pesar de los “actos de intolerancia en Jerusalén, como los perpetrados recientemente por algunos extremistas judíos contra los cristianos” en la Ciudad Santa. Atentados contra los cuales reclama la actuación de Israel y que podrían ser sofocados, defendió una vez más, mediante “un ‘estatuto especial’ garantizado a nivel internacional” tal como el Vaticano “ha estado promoviendo” desde hace años.

Con información de VidanuevaDigital.com