TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Gemelas siamesas que recibieron Bautismo y Confirmación son despedidas en su último adiós

Dan último adiós a gemelas siamesas que recibieron Bautismo y Confirmación antes de morir

¿Cómo impactó la fe católica en la manera en que la familia LeBlanc afrontó la pérdida de sus gemelas siamesas?

Esta semana, un artículo en ACI Prensa nos dejó con un alto grado de desorientación.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
La Película que no quieren que veas
Sonido de Libertad
(🔊 Activa el Audio )

Eduardo Verástegui y Jim Caviezel
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La historia de Nicole y Austin LeBlanc, una pareja católica de Michigan (Estados Unidos), que dio el último adiós a sus gemelas siamesas, quienes partieron al cielo poco tiempo después de recibir los sacramentos del Bautismo y la Confirmación, conmovió a fieles de todo el mundo tras volverse viral en Internet.

El padre David Pellican, sacerdote de la parroquia del Divino Niño, en la ciudad de Dearborn, quien acompañó a la familia espiritualmente durante este proceso, ofició la misa de exequias el 30 de mayo, y ese día también se realizó el rezo del Rosario en inglés y en español, y se elevaron oraciones por las intenciones de los familiares y por las bebés.

La histórica fe de la familia y de las pequeñas Maria Therese y Rachel Clare LeBlanc, que nacieron a las 32 semanas de gestación el 16 de mayo y vivieron solo 1 hora y 13 minutos, nos dejó desorientados al leer todo lo que sucedió.

Pero es la entereza y la fortaleza de Nicole lo que deja perplejos a los lectores.

Nicole sabía que estaba embarazada de dos niñas especiales, quienes compartían un corazón y otros órganos principales y, aunque los médicos sugirieron abortar debido al alto riesgo, Nicole optó por continuar con su embarazo.

Durante su embarazo, Nicole recibió una gran cantidad de oraciones y apoyo de católicos y no católicos por igual, pero la pérdida de sus bebés puso a prueba su fe.

Recomendamos:
Parroquias de Wilmington llevan el evento de lavado de pies a las calles.

Sin embargo, la pareja católica aseguró que lo vivido fue una prueba de fe y que habían rezado juntos el Rosario todos los días.

“Nos reunimos todas las noches y rezamos el Rosario.

Esa es una de las cosas más importantes… y saber que Dios tiene un plan para todo y que siempre hay un propósito para todo”, contó Austin en la entrevista.

Mia Duque, hermana menor de Nicole, en una entrevista con el periódico Detroit Catholic en español, contó que la madre de las niñas “demostró una fortaleza que solo puede venir de Dios”.

“Él tenía un plan especial para estas preciosas bebés, convirtiéndolas en santas.

Nicole fue el instrumento que Dios utilizó para cumplir Su propósito”, aseguró.

A pesar de que Maria Teresa y Rachel Clare vivieron menos de una hora después de nacer, cada momento de ese breve lapso estuvo lleno de gracia.

Abrieron los ojos y pudieron ver a sus padres.

Mamá, papá y la abuela las abrazaron y les dijeron cuánto las querían.

A través del Bautismo, fueron lavadas del pecado original e introducidas en el Reino de Dios.

Se convirtieron en hijas amadas de Dios por toda la eternidad.

A través de la Confirmación, la vida del Espíritu Santo se fortaleció en ellas, y aunque todavía eran infantes en esta vida, fueron llevadas a la madurez espiritual en Cristo.

La pérdida de dos bebés en una sola esa nos deja perplexos y sin saber exactamente qué decir o cómo reaccionar ante tanta fe y fortaleza.

Quizá solo nos queda tomar inspiración de la familia LeBlanc y recordar que, aunque sea en medio de la tristeza más profunda, hay luz al final del camino.

Recomendamos:
Científico que investigaba colisiones de agujeros negros es ordenado sacerdote

Con información de aciprensa.com – Foto Crédito: aciprensa