TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Google honra a la hermana Pfau, conocida como la ‘Madre Teresa del Pakistan’, con una imagen de portada del buscador.

¿Quién fue la hermana Ruth Pfau, honrada por Google, y cuál fue su contribución hacia los leprosos en Pakistán?

El reconocido buscador de Internet, Google, ha decidido homenajear en su página de inicio a una importante figura religiosa católica, la hermana Ruth Pfau, quien es conocida como “La Madre Teresa de Pakistán”. En conmemoración del 90 aniversario de su nacimiento, el gigante de los motores de búsqueda ha dedicado su imagen de menú a esta monja católica que dedicó su vida al cuidado de los pacientes de lepra en Pakistán.

Ruth Pfau, una de las fundadoras del Centro Marie Adelaide Leper, fue fundamental en la lucha contra la lepra en ese país, logrando que en 1996 la Organización Mundial de la Salud declarara a Pakistán como un “país libre de lepra”. A pesar de su importancia, la hermana Pfau no es muy conocida entre los católicos, pero su labor incansable en pro del cuidado de los enfermos leprosos la convierte en una figura de gran relevancia.

Nacida en Leipzig el 9 de septiembre de 1929, Ruth Pfau provenía de una familia protestante. Durante la Segunda Guerra Mundial, su ciudad natal fue devastada por los bombardeos, lo que obligó a su familia a trasladarse a Alemania Occidental. Allí, la hermana Pfau estudió medicina antes de descubrir su vocación religiosa.

Su conexión con la lepra se produjo en Karachi, Pakistán, donde fue detenida debido a problemas con su visa. Fue allí donde presenció por primera vez los efectos devastadores de la lepra, lo que la motivó a dedicar su vida al cuidado de los afectados por esta enfermedad. Después de ser entrenada en la India en el tratamiento y manejo de la lepra, regresó a Karachi donde fundó más de 157 clínicas y atendió a más de 56 mil personas a lo largo de 55 años.

El trabajo incansable de la hermana Ruth Pfau en la lucha contra la lepra la llevó a ser apodada como “La Madre Teresa de Pakistán”, y su legado continúa siendo recordado y celebrado hasta el día de hoy. Es importante reconocer la entrega y dedicación de esta hermana, quien con su labor ejemplar ha sido un verdadero ejemplo de amor y servicio a los enfermos y necesitados. Oremos para que su ejemplo inspire a muchos a seguir su camino de servicio desinteresado hacia los más vulnerables de la sociedad.

Con información de es.churchpop.com