TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Gran cantidad de personas en España visitan los cementerios durante el día de Todos los Santos

¿Cómo se puede obtener la indulgencia plenaria durante los días posteriores a la Solemnidad de Todos los Santos?

La Solemnidad de Todos los Santos, celebrada el 1 de noviembre, fue recordada por miles de personas en todo el país al visitar las tumbas de sus seres queridos fallecidos. Esta festividad, establecida por Gregorio III en el siglo VIII y posteriormente extendida a toda la Iglesia por Gregorio IV en 835, ha sido una tradición arraigada durante siglos.

Sin embargo, este año, debido a que la festividad cayó en un miércoles laboral, muchos trabajadores no pudieron realizar viajes largos para visitar las tumbas de sus familiares. En consecuencia, la mayoría de las personas optaron por quedarse en sus ciudades de residencia, donde generalmente se encuentran enterrados sus seres queridos más cercanos. A pesar de esta limitación, el fin de la pandemia ha generado un aumento en las visitas en comparación con años anteriores.

El cementerio más concurrido de España durante esta festividad ha sido el de la Almudena, que lleva existiendo desde hace 139 años. Con una extensión de 120 hectáreas y más de 280.000 lugares de enterramiento, este cementerio alberga los restos de aproximadamente cuatro millones de personas. La mayoría de las visitas se realizaron entre las 10:30 y las 13:00 horas del 1 de noviembre. Sin embargo, muchas personas optarán por visitar los cementerios el 2 de noviembre en el Día de los Fieles Difuntos, aunque no sea festivo en España.

Por otro lado, el Vaticano sí celebra esta festividad y sus funcionarios tienen el día libre. El Papa Francisco presidirá una Misa a las 10:00 horas en el cementerio de caídos en la Segunda Guerra Mundial de la Commonwealth, ubicado a pocos kilómetros de Roma.

Durante estos días, aquellos que visiten los cementerios rezando por los difuntos podrán obtener la indulgencia plenaria. También se otorga la misma indulgencia a aquellos que visiten una iglesia o un oratorio el 2 de noviembre y recen el padrenuestro y el credo. Sin embargo, para obtener esta indulgencia plenaria, se deben cumplir las normas establecidas por la Iglesia, que incluyen la confesión de los pecados, recibir la Sagrada Comunión y orar por las intenciones del Papa.

En definitiva, la Solemnidad de Todos los Santos es una fecha importante para recordar y honrar a nuestros seres queridos fallecidos. Aunque este año las circunstancias hayan limitado los viajes y las visitas a los cementerios, la tradición perdura y las personas encontrarán la manera de rendir homenaje a sus seres queridos, ya sea visitando tumbas o acudiendo a lugares de culto. La solemnidad y la importancia de esta festividad perduran a lo largo del tiempo, uniendo a las personas en la memoria y el recuerdo de aquellos que ya no están con nosotros.

Con información de alfayomega.es | Foto Créditos: alfayomega