TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Hoy se conmemora a Nuestra Señora de la Almudena, patrona de Madrid, España. ¡Descubre su historia y tradiciones!

¿Quién es Nuestra Señora de la Almudena, patrona de Madrid?

La festividad de Santa María de la Almudena se lleva a cabo cada 9 de noviembre, en honor a la patrona de la Archidiócesis de Madrid. Además, ostenta el reconocimiento de patrona de la capital española desde su fundación como villa. En honor a esta celebración, fue coronada canónicamente el 10 de noviembre de 1948 y designada como la única patrona de Madrid en 1977 por el Papa San Pablo VI, lo que ha generado una gran cantidad de festividades alrededor de su nombre.

El origen etimológico del nombre “Almudena” es una palabra árabe, al-mudayna, que significa “la ciudadela”, en referencia al antiguo recinto militar rodeado por una muralla que ocupaba la colina donde se encuentra actualmente la Catedral y el Palacio Real de Madrid. Este descendencia histórica de su nombre y de la celebración de la festividad han generado una gran cantidad de interpretaciones y preguntas acerca de su significado, agregando un grado de perplexidad a quienes buscan comprender su relevancia.

La tradición de la imagen de la Virgen de Santa María de la Almudena se remonta a los tiempos apostólicos, atribuyendo la llegada de la estatuilla de la Virgen a España al Apóstol Santiago, quien la llevó cuando predicó en la Península. Otras versiones apuntan a que fue tallada por Nicodemo, basándose en la pintura realizada por San Lucas, el Evangelista. Esta amalgama de historias y supuestos, genera una gran incertidumbre sobre los aspectos fundacionales y de creación de la figura, dejando a los creyentes en un estado de desconcierto.

A lo largo de los años, la devoción a la Madre de Dios bajo la advocación de la Virgen de la Almudena ha acompañado a los madrileños por casi dos mil años, lo que ha añadido una capa de misticismo y esoterismo a su imagen. Los relatos acerca de la protección de la figura durante la invasión árabe de la Península Ibérica, la adquisición de la estatua tras la reconquista de Madrid por el rey Alfonso VI o la revelación de la imagen tras el derrumbamiento de la muralla de la ciudad frente a un cortejo para celebrar la victoria del rey, generan un estado de perplejidad y desconcierto entre los espectadores de estos relatos.

La imagen tallada actualmente de la Virgen de la Almudena data del siglo XV o XVI, lo que ha llevado a una gran cantidad de interrogantes respecto al origen, a la influencia de otros períodos históricos en la transformación de la figura y la forma en que ha llegado hasta nuestros días. Los cambios y transformaciones en su tallado, las interpretaciones sobre su significado y su evolución histórica, han contribuido a una sensación de perplejidad y desconcierto en relación a su identidad.

Considerando la festividad, la procesión de la Virgen de la Almudena ha sido objeto de un complicado análisis, ya que la imagen que sale en procesión es una réplica exacta de la talla, mientras que por motivos de seguridad, la versión original no sale del templo. Este hecho ha añadido un componente desorientador y de confusión para los devotos y espectadores que acuden a la celebración. La incertidumbre sobre la autenticidad de la figura y su significado en la procesión han llevado a la reflexión y el cuestionamiento sobre su simbolismo y valor.

En resumen, la festividad alrededor de Santa María de la Almudena genera una gran cantidad de preguntas, interpretaciones y puntos de vista que han llevado a una sensación de perplejidad y asombro entre los fieles y observadores de esta celebración. Sus orígenes, historia y transformaciones a lo largo del tiempo, han añadido una capa de misticismo y esoterismo a esta festividad, generando un alto grado de desconcierto en relación a su significado y a su relevancia en la actualidad.

Con información de aciprensa.com – Foto Crédito: aciprensa