TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿La bendición divina ayudó a la Santa Sede a obtener resultados financieros menos malos de lo esperado en 2020?

¿Cómo afectó la pandemia del COVID-19 a las finanzas de la Santa Sede en 2020 y cuáles fueron las medidas tomadas para reducir el déficit?

En 2020, la Santa Sede ha registrado un déficit de 66,3 millones de euros, en comparación con los 11,1 millones de euros del año anterior. Sin embargo, las cifras son menos preocupantes de lo esperado, gracias a los recortes presupuestarios y al mantenimiento de las donaciones. La pandemia de COVID-19 ha afectado las finanzas de la Santa Sede, aunque no tanto como se temía. El padre Guerrero Alves, jefe de la Secretaría de Economía del Vaticano, mencionó que los resultados fueron ligeramente mejores de lo esperado, dado que, tras el estallido de la pandemia, se había pronosticado un déficit de 68 a 146 millones de euros.

El resultado negativo se debió a la caída de los resultados extraordinarios, con una diferencia de 17,8 millones de euros respecto a 2019, además de la disminución de las inversiones financieras, que mostraron una caída de 51,8 millones de euros. Las actividades comerciales del Vaticano también disminuyeron, especialmente por el cierre prolongado de los Museos y las catacumbas, con un descenso de 11,6 millones de euros.

Sin embargo, el padre Guerrero resaltó que gracias a los esfuerzos realizados, los resultados fueron compatibles con los de un año normal. El déficit ordinario en 2020 fue 14,4 millones de euros inferior al de 2019, con 64,8 millones de euros frente a los 79,2 millones del año anterior. Esto se debió, en parte, a los recortes presupuestarios de los dicasterios del Vaticano, que ayudaron a reducir los gastos ordinarios de la curia en 26 millones de euros.

Las donaciones realizadas a la Santa Sede y a diócesis de todo el mundo se mantuvieron casi sin cambios, con una cifra de 56,2 millones de euros en 2020, en comparación con los 55,8 millones de euros del año anterior. Las donaciones ayudaron a más iglesias necesitadas debido a la pandemia de COVID-19.

La Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (Apsa), una de las instituciones encargadas de administrar el presupuesto de la curia, también sufrió estragos debido a la pandemia de COVID-19. Tuvo un resultado de 21,99 millones de euros, una caída significativa de 51,2 millones de euros respecto a 2019. Por primera vez en su historia, el Apsa publicó su balance para el año 2020, en el que se reveló que gestiona 4051 propiedades en Italia y 1120 en el extranjero.

La secretaría de Estado del Vaticano compró una propiedad en Londres para convertirla en pisos de lujo, lo que generó importantes pérdidas. El caso fue llevado a juicio en Londres en julio de 2021. El secretario económico del Vaticano habló de la necesidad de transparencia financiera como parte de la lucha contra la corrupción promovida por el papa Francisco.

El padre Guerrero Alves manifestó que los esfuerzos para mejorar la transparencia financiera son parte de la reforma del Vaticano, que se está llevando a cabo en respuesta a la corrupción. “Venimos de una cultura de secreto, pero hemos aprendido que en materia económica la transparencia nos protege más que el secreto”, dijo.

En resumen, la Santa Sede ha registrado un déficit de 66,3 millones de euros en 2020, comparado con los 11,1 millones de euros del año anterior, debido a la pandemia de COVID-19. Sin embargo, gracias a los recortes presupuestarios y a la continuidad de las donaciones, el déficit fue menor de lo pronosticado. Los esfuerzos se enfocaron en la reforma del Vaticano y en mejorar la transparencia financiera como parte de la lucha contra la corrupción.

Las siguientes preguntas pueden ayudarnos a profundizar y reflexionar sobre el tema:

1. ¿Cuál fue el déficit registrado por la Santa Sede en 2020?
R: 66,3 millones de euros.

2. ¿Por qué las cuentas del Vaticano llegaron a números rojos?
R: Por la caída de los resultados extraordinarios y el descenso de las inversiones financieras.

3. ¿Qué medidas se tomaron para reducir los gastos ordinarios de la curia?
R: Recortes presupuestarios realizados por los dicasterios.

4. ¿Cómo se mantuvieron las donaciones en 2020 en comparación con 2019?
R: Casi sin cambios, pasando de 55,8 millones de euros en 2019 a 56,2 en 2020.

5. ¿Qué es la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (Apsa)?
R: Uno de los organismos que gestionan el presupuesto de la curia y que publicó su balance por primera vez en 2020.

Con información de es.la-croix.com