TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

La realeza de Cristo como Dios, Creador y Redentor, y su deseo de reinar en los corazones de todos.

¿Por qué se afirma que si Cristo es Rey, María es Reina en la fe católica?

Hoy la Iglesia celebra la solemnidad de Cristo Rey del Universo, un día en el que recordamos que Jesucristo es el Señor Supremo de los mares, los desiertos, las plantas, los animales, los hombres, los ángeles y de todos los seres creados y por crear. Aunque no manifestó su imperio en toda su extensión durante su tiempo en la tierra, en el Juicio Final será revelado en toda su gloria.

Incluso antes de nacer, Dios lo proclamó como su hijo y heredero del universo. Jesús es Rey tanto por su divinidad como por su condición de Creador del mundo. Todo, desde los fenómenos naturales hasta los acontecimientos de la humanidad, está bajo su control absoluto. Además, se convirtió en Rey por derecho de conquista al rescatarnos del pecado y la esclavitud mediante su pasión, muerte y resurrección.

Pero Cristo no solo pretende ser el Rey del universo, sino que anhela reinar en nuestros corazones. Quiere que le abramos nuestras almas y nos entreguemos a su gracia para que pueda gobernar en nuestro interior. Para lograr esto, Cristo ejerce su gobierno a través de la acción salvífica de la Iglesia, guiándonos hacia la fe, la santidad y la gracia.

En el Juicio Final, su dominio será absoluto, premiando la unión con Él y castigando la desobediencia. Y si Cristo es Rey, no podemos olvidar que María es Reina. Fue en el seno de María que Cristo recibió todo el poder y la unción real como Rey de toda la humanidad, convirtiéndola así en Reina. Por lo tanto, reconocer a Cristo como Rey implica exaltar a su Reina, la Virgen María, para que por medio de ella se realice su reinado en su totalidad.

Cristo y María están unidos en su reinado, y es a través de la Reina María que Cristo envía su gracia para realizar su reinado en el interior de los hombres y en los corazones. Por lo tanto, al declarar a Cristo como Rey, también hacemos hincapié en la importancia de reconocer a María como Reina, para que a través de Ella se cumpla plenamente el reinado de Cristo.

Con información de Gaudiumpress.org