TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

La representación visual de la Virgen María durante la Semana Santa en España.

¿Cuál es la historia detrás de la devoción a los Siete Dolores de la Virgen y cómo se representan en la iconografía católica?

La iconografía más comúnmente asociada con la Pasión es la representación de la Madre María junto a su hijo, ya sea presente o ausente físicamente mientras sufre, muere o es llevado al sepulcro. Cada uno de estos dolores, que se han fijado en siete, se representa a través de cuchillos o espadas, que a veces se reducen a una sola como resumen de todos ellos. Este símbolo se encuentra en las palabras del anciano Simeón al presentar a Jesús en el Templo y purificar a María después del parto. Esto inspiró la teología de los dolores de la Virgen, que se basa en que muchos caerán o se levantarán por el niño y será un signo de contradicción para algunos, mientras que un cuchillo le atravesará el corazón a ella.

La imagen de la Dolorosa, que se presenta como solitaria, también se puede mostrar al pie de la cruz con su hijo clavado y acompañada por el “discípulo amado”, Juan. Juan es el único evangelista que menciona la presencia de la Virgen junto a su hijo en la cruz. Después de su muerte, Cristo encomienda a su madre a su discípulo amado. A pesar de su dolor, María soportó con dignidad y presencia física las escenas terribles de la ejecución de su hijo.

La meditación de los Siete Dolores de la Virgen comenzó a partir del siglo XIII y fue propagada por los Servitas u Orden de los Siervos de la Virgen. La devoción se difundió a través del rezo de la corona de los Siete Dolores y el “hábito de la Dolorosa”. Estos días eran de contemplación de la humanidad de Cristo, y las revelaciones de Santa Brígida desempeñaron un papel protagónico en su conformación. La Virgen de las Angustias de Isabel la Católica también contribuyó a la expansión de esta devoción.

El siete en un contexto bíblico simbólico no era casualidad, ya que se trataba de una dimensión de universalidad y plenitud. La conmemoración de todo el dolor manifestado por la Virgen María a lo largo de la plenitud de su vida terrenal, desde la infancia hasta más allá de la cruz de su hijo, se asoció con el número siete. También es importante mencionar los “Siete dolores y gozos” de San José. Cada vez más personas han sido devotas a estas figuras, uniéndolas a sus nombres, protecciones y abogacías en momentos de inseguridad.

En conclusión, la devoción a la Madre María en su dolor durante la Pasión ha sido una parte importante de la cultura cristiana a lo largo de la historia. La figura de la Dolorosa, representada con espadas que simbolizan cada uno de sus siete dolores, ha sido su principal iconografía. La meditación de los Siete Dolores de la Virgen comenzó en el siglo XIII gracias a los Servitas, y esta devoción se ha extendido a lo largo de los siglos para convertirse en una parte vital del patrimonio religioso y artístico de muchos países.

Las siguientes preguntas pueden ayudarnos a profundizar y reflexionar sobre el tema:

1. ¿Cuál es la iconografía mariana más habitual de la Pasión? La madre con presencia o ausencia física de su hijo agonizante, muerto, descendido de la cruz en conducción al sepulcro.
2. ¿Cómo se representan los dolores de la Virgen? A través de sendos cuchillos o espadas, a veces reducidas a una sola como resumen de todos ellos.
3. ¿Qué relación hay entre la espada de dolor y el relato del evangelio de Lucas? El anciano Simeón se dirigió a María con la afirmación que ha justificado la teología de los dolores de la Virgen: “Mira, este niño va a ser motivo de que muchos caigan o se levanten en Israel. Será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón” (Lc 2, 34-35).
4. ¿Qué es la Corona de los Siete Dolores? Es un rezo popular que se realiza en torno a los Siete Dolores de la Virgen, que comenzó a popularizarse en el siglo XIII.
5. ¿Quiénes difundieron la devoción de los Siete Dolores de la Virgen y en qué época? Los servitas u Orden de los Siervos de la Virgen, fundada por un grupo de nobles florentinos, en la centuria anterior a los siglos XIV y XV.

Con información de VidanuevaDigital.com