TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Líderes religiosos europeos piden unidad y liderazgo durante la crisis global

¿Cómo pueden los líderes de la Unión Europea fomentar la paz y la justicia en un mundo en crisis?

La Iglesia católica en la Unión Europea ha alzado su voz en medio de la tormenta que azota el escenario internacional. Los Obispos de la Unión Europea han expresado su profunda preocupación por la escalada de la crisis de seguridad, señalando la urgente necesidad de que la UE asuma un papel proactivo en la resolución de conflictos y el fomento de la estabilidad. En una declaración emitida por la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE), los líderes eclesiásticos instan a los dirigentes de la UE a ofrecer una visión renovada de la justicia y la paz, tanto para el continente como para el mundo entero.

Los obispos describen el actual deterioro de la seguridad y la paz internacionales como una peligrosa dinámica que evoca algunas de las horas más oscuras de la humanidad. En un escenario general de polarización y erosión de la confianza, señalan con preocupación la guerra de Rusia contra Ucrania, las luchas del pueblo armenio en el Cáucaso y el sufrimiento continuo de los civiles en Israel y Palestina.

La declaración también destaca el peligro que representa el crecimiento del antisemitismo, la radicalización y la xenofobia en varios países europeos, fenómenos alimentados por la difusión sistemática de desinformación, que desembocan en el extremismo violento y el terrorismo, condenados firmemente en todas sus formas y expresiones. Los prelados europeos hacen un llamado a los líderes y ciudadanos de la UE a trabajar activamente por una Europa que aproveche su potencial para resolver conflictos, defendiendo los principios democráticos y el Estado de Derecho, tanto dentro como fuera de sus fronteras.

En este contexto, la COMECE recuerda la visión del padre fundador de la UE, Robert Schuman, y sostiene que los líderes y ciudadanos europeos están llamados a iniciar nuevos procesos de diálogo, mostrando liderazgo en la reconstrucción de la paz, fomentando el multilateralismo y exigiendo el respeto del derecho internacional. La UE debe convertirse en un verdadero puente y pacificador en su vecindad y en el mundo.

Los obispos también subrayan la necesidad de una aplicación coherente de los acuerdos mundiales de control de armamentos, no proliferación y desarme, prioridades fundamentales para fomentar la confianza mutua como pilar de la estabilidad internacional. La construcción de una paz duradera requiere tanto de arquitectos como de artesanos, tarea común en la que todos estamos llamados a contribuir, promoviendo una cultura de encuentro, solidaridad y paz.

La declaración concluye encomendando sus oraciones a Nuestra Señora, la Reina de la Paz, y pidiendo al Señor el don de la reconciliación y la paz para nuestro mundo atormentado. En momentos de incertidumbre y conflicto, la Iglesia católica en la Unión Europea levanta su voz en favor de la paz y la justicia, recordando a los líderes y ciudadanos europeos la responsabilidad compartida de promover un mundo de armonía y solidaridad.

Con información de vaticannews.va | Foto Créditos: vaticannews.va