TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Llamado del Papa a una economía “iluminada” para hacer frente a los desafíos del clima y la pobreza

¿Cómo podemos trabajar con los descartados y mirar el mundo a través de los ojos de los más pobres?

El Papa Francisco ha enviado un poderoso mensaje a los representantes de empresas, instituciones y asociaciones reunidos en el Festival Nacional de la Economía Civil en Florencia. En medio de estos tiempos cambiantes y llenos de desafíos temibles, el Santo Padre nos insta a abrir los ojos a aquellos que han sido descartados por la sociedad. Nos pide que miremos al mundo a través de los ojos de los marginados y trabajemos con ellos y para ellos.

En su mensaje, el Papa Francisco nos recuerda la urgente necesidad de una nueva economía, una economía “iluminada” que nos permita abordar las preocupaciones contemporáneas, como la pobreza y el medio ambiente. Estos dos problemas son los que más afectan nuestro mundo en la actualidad. Vivimos en un modelo económico que produce desechos y descartes, creando desigualdades y perpetuando un ciclo de marginación y sufrimiento. Además, la emergencia climática amenaza nuestro futuro en el planeta.

El Papa Francisco nos invita a abrazar una visión más profunda, una visión inspirada en la ecología integral. Esta visión nos permite comprender que estas perturbaciones que desestabilizan la convivencia mundial son el resultado de una pérdida del sentido de vivir. La economía civil tiene todas las herramientas necesarias para abordar estos problemas y ofrecer soluciones. Sin embargo, para que esto sea efectivo, debemos superar los reduccionismos y los lugares comunes.

El mensaje del Papa nos insta a cambiar nuestra perspectiva y dejar de enfocarnos únicamente en la búsqueda del beneficio. Debemos considerar también el impacto social y medioambiental de nuestras acciones. A través de una antropología en la que se reconozca la capacidad de las personas para dar y participar en una inteligencia social basada en la confianza y la cooperación, podemos fomentar una diversidad de empresas comprometidas con el bienestar de la sociedad y el cuidado del medio ambiente.

Lo que necesitamos hoy en día es una economía “iluminada”, una economía que se base en amplias orientaciones que promuevan el bienestar y la generatividad en nuestra sociedad. Necesitamos una política económica enriquecida por la participación y la ciudadanía activa, una política que tenga en cuenta las opciones responsables de cada ciudadano y que se fundamente en el principio de la subsidiariedad, que es la base de la democracia.

El Papa Francisco nos llama a elaborar teorías en esta dirección, pero sobre todo, nos insta a hacer nuestra la misión de unir a todas las personas de buena voluntad. Debemos aprender a mirar la economía y el mundo a través de los ojos de los más pobres, de aquellos que han sido marginados y descartados por la sociedad. Debemos trabajar con ellos y para ellos, comprometiéndonos con valentía y pasión.

En sus palabras finales, el Papa Francisco expresa su deseo de que todos converjamos, poniendo en primer plano lo que nos une sobre las muchas diferencias que a veces debilitan la fuerza de nuestras nobles intenciones. Es hora de actuar y trabajar juntos para construir una economía más justa y solidaria. Sigamos el llamado del Santo Padre y hagamos del mundo un lugar mejor para todos.

Con información de vaticannews.va | Foto Créditos: vaticannews.va