TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Los hijos de este mundo son más listos con los suyos que con los hijos de la luz.

¿Cómo podemos ser astutos en la búsqueda de la justicia divina en nuestra vida cotidiana, siguiendo el ejemplo de Jesús?

En el pasaje del Evangelio de Lucas 16, 1-8, Jesús narra la parábola de un hombre rico que tenía un administrador al que acusaron de malgastar sus bienes. Ante estas acusaciones, el hombre rico llama a su administrador y le exige que rinda cuentas por su mala administración, anunciando que ya no podrá seguir ocupando ese cargo. Ante esta situación, el administrador se preocupa por su futuro y comienza a buscar una solución ingeniosa para asegurarse un lugar donde refugiarse una vez que sea despedido.

Es en este contexto de astucia e ingenio que el administrador comienza a llamar a los deudores de su amo, reduciendo las deudas que estos tenían con él, con la intención de ganarse su favor y asegurarse un lugar donde ser acogido una vez que deje su cargo. Sorprendentemente, el amo alaba la astucia del administrador injusto, reconociendo su habilidad para actuar de manera astuta en beneficio propio. Jesús, al hacer esta afirmación, busca llamar la atención de sus seguidores sobre la importancia de actuar con astucia en situaciones complicadas, enfatizando que la astucia puede ser una estrategia efectiva para alcanzar la justicia y la luz en un mundo injusto y oscuro.

El comentario sobre este pasaje del Evangelio destaca la importancia de la astucia y la audacia para lograr la justicia y la luz en un mundo lleno de injusticia y oscuridad. Se señala que la intención de Jesús al elogiar la astucia del administrador injusto no es justificar su mal comportamiento, sino resaltar la necesidad de actuar con ingenio y astucia para enfrentar los desafíos que se presentan, especialmente en situaciones en las que la justicia parece ser imposible de alcanzar.

Además, se enfatiza que la justicia y la luz requieren un compromiso decidido de ser justos y buscar la luz en cada situación, incluso en aquellas en las que parece ser imposible. Se destaca la necesidad de buscar activamente el reencuentro con Dios, adoptando estrategias ingeniosas y creativas para hacer brillar la luz en la vida diaria. Asimismo, se pone de manifiesto la postura de Jesús como un modelo de astucia y creatividad para alcanzar la justicia y la luz, anulando las deudas y abriendo el camino hacia la reconciliación con Dios.

En resumen, el pasaje del Evangelio y su comentario invitan a reflexionar sobre la importancia de la astucia y la creatividad en la búsqueda de la justicia y la luz, mostrando que estas cualidades son fundamentales para enfrentar los desafíos de la vida cotidiana y alcanzar la reconciliación con Dios.

Con información de alfayomega.es | Foto Créditos: alfayomega