TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Oraciones a la Virgen María para pedir su ayuda durante la Cuaresma – Aquí te presentamos tres plegarias a la Virgen María para solicitar su intervención durante la Cuaresma. Tres oraciones dedicadas a la Virgen María para implorar su apoyo en este tiempo de reflexión y preparación para la Semana Santa. Tres peticiones a la Virgen María para obtener su ayuda en el camino cuaresmal.

¿Cómo puede la Virgen María ayudarnos en el camino de arrepentimiento y conversión, especialmente durante la Cuaresma?

La presencia de la Virgen María es fundamental en cualquier etapa de la vida cristiana. Especialmente en momentos de arrepentimiento y conversión, como lo demuestran sus apariciones, especialmente en Fátima, Portugal.

Ella nos acompaña en la lucha espiritual durante la Cuaresma. A continuación, compartiremos algunas oraciones que puedes considerar para tu oración diaria en este momento del año litúrgico.

Oraciones a la Virgen María

Para obtener la Piedad Filial

Madre del Amor Misericordioso, sabes que tu Hijo, en la Cruz, nos mostró el camino de la piadosa filiación que debemos seguir. Te pido que me otorgues la gracia de acercarme a tu Inmaculado Corazón, desde mi propio corazón, para aprender a amarte y honrarte con el amor que el Señor Jesús te tiene. Ayuda a que yo, como hijo tuyo, entre en el proceso de amorización y llegue a ser conformado en el Salvador. Amén.

Para ser Mejor

Auxilio de los pecadores, siempre dispuesta al perdón y a la intercesión, obtenme las gracias necesarias para guiar rectamente mi vida, rechazar el pecado, alejarme de sus tentaciones y poner en práctica los mejores medios para purificarme según el plan divino, y así acercarme a Aquel que es la Vida misma. Amén.

Para Vivir el Perdón

Frente a las dudas, respondiste con perdón.
Frente a la persecución, murmuraciones, insidias y ofensas, respondiste con perdón.
Madre de la Misericordia, te ruego que me otorgues el perdón, y me enseñes a perdonar, como tú, ante tantos males, incluso el sacrificio de tu divino Hijo, siempre has respondido con magnánimo perdón. Amén.

Es reconfortante saber que tenemos a una Madre que nos ama y ruega por nosotros.

Síguenos también en –

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver – ¿Cuál es la diferencia entre el Misal, el Breviario y el Catecismo?]
[Ver – ¿Por qué debo arrodillarme en la consagración durante la misa?]

Con información de es.churchpop.com