TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Planned Parenthood retoma abortos en Wisconsin, ‘un verdadero paso atrás para los derechos humanos’, dicen los obispos

¿Cuál es la postura de la Conferencia Católica de Wisconsin respecto al resumen de los abortos en el estado?

El 18 de septiembre, Planned Parenthood planea reanudar los abortos en Wisconsin, lo cual ha causado profunda tristeza e indignación por parte de la Conferencia Católica de Wisconsin, la voz de la política pública de los obispos de Wisconsin. Según la conferencia, esta decisión “no es un avance, sino un verdadero retroceso para los derechos humanos”, y enfatizan que tomar una vida humana no es atención médica, ya que no es ni saludable ni cuidadoso. Consideran que el aborto se percibe como una solución rápida a los problemas humanos.

Sin embargo, la conferencia reconoce que un embarazo inesperado puede presentar desafíos reales y significativos, y que toda mujer merece tener acceso a recursos y apoyo comunitario durante su embarazo y en los años venideros. Subrayan que toda mujer merece una atención prenatal, de parto y postparto de alta calidad, permiso de maternidad, cuidado infantil y otros apoyos necesarios para ella y su familia. La Iglesia Católica se compromete a acompañar a las mujeres que enfrentan desafíos durante el embarazo y la maternidad.

La declaración de la conferencia es en respuesta al anuncio de Planned Parenthood el mismo día en el que volverá a ofrecer abortos en sus clínicas de Milwaukee y Madison. Las clínicas de aborto en todo el estado dejaron de realizar abortos después de la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos en junio de 2022 en el caso Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization, que revocó la decisión de Roe vs. Wade que establecía el acceso al aborto como un derecho constitucional.

La decisión de Roe en 1973 legalizó el aborto en todo el país, anulando efectivamente una ley de Wisconsin de 1849 que se interpretaba como prohibición total del aborto, excepto para salvar la vida de la madre. Pero con la decisión de Dobbs, la ley volvió a estar en efecto.

Sin embargo, días después de la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, el fiscal general demócrata de Wisconsin, Josh Kaul, presentó una demanda en el condado de Dane impugnando la prohibición. La demanda está avanzando en los tribunales del estado y se espera que llegue a la Corte Suprema de Wisconsin.

En julio, la jueza de la Corte del Circuito del Condado de Dane, Diane Schlipper, dictaminó en contra de la solicitud de desestimación de la demanda de Kaul, afirmando que puede seguir adelante. CNN informó que en su fallo, Schlipper escribió que la ley de 1849 solo se aplicaba al “feticidio”, que se definía como “el acto o la instancia de matar a un feto, generalmente mediante agresiones y golpes”. El fallo de Schlipper provocó la decisión de Planned Parenthood de reanudar los abortos en el estado.

Tanya Atkinson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood de Wisconsin, y otros defensores del aborto legal elogiaron el fallo. Atkinson dijo a un afiliado local de ABC News que era “un paso absolutamente crucial en el camino para proteger y ampliar el acceso al aborto en Wisconsin a largo plazo”. También tuiteó que Planned Parenthood “no retrocederá hasta que se proteja y amplíe el acceso al aborto para las pacientes que cuentan con nosotros para la atención. No importa qué”.

En su declaración, la Conferencia Católica de Wisconsin citó al Papa Francisco: “No es ‘progresista’ intentar resolver problemas eliminando una vida humana”, agregando que “cada ser humano es único, completo y sagrado, y por tanto, cada ser humano merece el derecho a vivir.”

Los obispos católicos de Wisconsin son el arzobispo Jerome E. Listecki de Milwaukee, presidente de la conferencia; el obispo Donald J. Hying de Madison, vicepresidente de la conferencia; el obispo David L. Ricken de Green Bay, secretario/tesorero de la conferencia; el obispo William P. Callahan de La Crosse; el obispo James P. Powers de Superior; los obispos auxiliares Jeffrey R. Haines y James T. Schuerman; y el obispo auxiliar jubilado Richard J. Sklba de Milwaukee.

Entre las formas en que la iglesia busca ayudar a las madres embarazadas y sus familias se encuentra la iniciativa “Caminando con las madres necesitadas”, que busca garantizar que ninguna mujer esté sola cuando se enfrente a estos desafíos, según la conferencia.

Insta a cualquier persona que necesite ayuda, o conozca a alguien que la necesite, a contactar a una parroquia local o a Caridades Católicas. Añaden que los centros de recursos para el embarazo también son una fuente invaluable de apoyo y se pueden encontrar en todo Wisconsin.

En cuanto al frente legislativo, la conferencia católica estatal dijo que “continuará abogando por la expansión de la atención postparto, la reducción de los costos del parto, la eliminación del impuesto sobre las ventas en los productos de higiene femenina y suministros para bebés, financiación para centros de recursos para el embarazo, créditos fiscales para la adopción y más”.

Un paquete de proyectos de ley llamado “Abrace a ambos” recibirá una audiencia pública en el Senado de Wisconsin el 19 de septiembre. La conferencia calificó esta medida como “un paso significativo hacia adelante”.

“A medida que avanzamos, la WCC está lista para trabajar con todos los legisladores en legislación adicional que apoye tanto a las madres como a los niños”, agregaron. “La verdadera justicia protege los derechos de las mujeres y los niños en lugar de enfrentarlos entre sí. Todos podemos y debemos mejorar”.

Con información de Angelusnews.com – Foto Crédito: Angelusnews.com