TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Por qué tu y tu pareja necesitan tiempo alejados de los hijos?

¿Cómo priorizar el matrimonio sin descuidar a los hijos?

Crear una familia es una bendición y un privilegio pero puede tener repercusiones en nuestra relación conyugal si no somos precavidos. Debemos evitar llegar al punto de poner nuestro matrimonio en modo de “espera” o “automático” mientras cuidamos de nuestros hijos. Simplemente, esto no funciona de esa manera y aquí les explicaré por qué.

Cuando descuidamos la conexión con nuestra pareja durante los años en los que nuestros hijos necesitan más atención, el romance comienza a desvanecerse gradualmente. Mi esposo y yo hemos aconsejado a parejas que han llegado a este punto y han optado por separarse o divorciarse simplemente porque se “desenamoraron” el uno del otro. Esto me llena de tristeza.

Al escuchar estas historias, me doy cuenta de que todas estas parejas tienen algo en común. No se tomaron un tiempo para sí mismos lejos de sus hijos. No hubo citas. No hubo salidas nocturnas. No se escaparon de la rutina. No se tomaron unas pequeñas vacaciones sin los niños y esto les trajo graves consecuencias a su matrimonio.

Como padres, queremos hacer todo lo posible por cuidar a nuestros pequeños. Ponerlos como nuestra prioridad puede parecer valiente, pero NO lo es. El mejor regalo que podemos darles a nuestros hijos es mostrarles que sus padres están sanos, felices y comprometidos en un matrimonio feliz que puedan tomar como ejemplo.

Debemos priorizar a nuestra pareja y a nuestro matrimonio antes que a nuestros hijos para cultivar y mantener un buen matrimonio. Podemos hacer esto Y además asegurarnos de que las necesidades de nuestros pequeños sean satisfechas. No se debe elegir entre uno u otro. Como padres, debemos fomentar la estabilidad emocional y el sentimiento de seguridad en los corazones de nuestros hijos al permitirles ver que sus padres priorizan su matrimonio.

Hay varias maneras en las que podemos fortalecer nuestro matrimonio diariamente, conversando con el otro regularmente, mostrando afecto, escuchando atentamente al otro, dejándose pequeños mensajes cariñosos mutuamente, llevando a los hijos a la cama temprano para tener un tiempo a solas antes de ir a dormir, etc… Pero es extremadamente importante que las parejas se tomen un tiempo lejos de los niños. Aquí les explicaré por qué:

1. Recordar el inicio de la relación.

El tiempo a solas nos permite recordar por qué nos enamoramos el uno del otro en primer lugar.

Cuando mi esposo y yo tenemos una cita, honestamente no me importa cuán elegante o ostentosa sea. Yo simplemente quiero pasar un tiempo con él, hablando, riéndonos, recordando viejos tiempos. Intentamos tener una cita una vez a la semana o al menos dos veces al mes. Cuando dejamos pasar mucho tiempo sin tener este tiempo a solas puedo sentirlo. Me enfoco demasiado en los niños y me resiento un poco con Dave y lo que él hace o no hace, según mi opinión. Hablamos a diario, pero es difícil concentrarse en una conversación cuando nuestros 4 pequeños demandan nuestra atención.

Nuestro matrimonio es mucho mejor cuando nos permitimos ser “sólo nosotros” por unas cuantas horas a la semana.

2. Dar a entender la importancia del matrimonio.

El tener tiempo a solas de pareja le envía el mensaje a los niños de que nuestro matrimonio es importante.

Los niños necesitan saber que no son el centro del universo. Puede que esto suene duro, pero conozco muchos adultos que aún esperan que sus padres les provean todas sus necesidades porque trágicamente nunca aprendieron esta lección. No quiero que nosotros cometamos el mismo error.

Los hijos deben saber que mamá y papá quieren tener un tiempo a solas regularmente porque se aman. Cada vez que nosotros salimos o nos tomamos ese tiempito solo para nosotros, les estamos enseñando a nuestros hijos que valoramos a nuestra pareja y a nuestro matrimonio.

3. Hace crecer la relación.

Necesitamos tiempo para que nuestra relación crezca.

Algunos de ustedes están leyendo este artículo y piensan “¡Suena muy bien! Nosotros también iríamos a cenar o viajaríamos solos si tuviésemos el tiempo y el dinero, pero tenemos otras necesidades que vienen primero”. Amigos, yo también he pensado lo mismo. Lo entiendo. La vida es cara y el día no tiene suficientes horas. Pero por favor escúchenme. ¿No es tu matrimonio lo suficientemente importante como para hacer el sacrificio? Espero que su respuesta sea un muy sonoro “¡Claro que lo es!”.

Puede que requiera de un poco de creatividad e innovación, de hacer cálculos con el presupuesto, pero les prometo que no se arrepentirán de tomarse ese tiempo lejos de los niños para trabajar en su matrimonio. Es como un respiro de aire fresco para su relación y su familia.

4. Demuestra amor y prioridad.

Encontrar el tiempo para pasar tiempo a solas le demuestra a nuestra pareja que nos encanta estar con él/ella.

Mientras más esfuerzo pongamos en pasar tiempo con nuestra pareja, más le demostramos cuánto disfrutamos de su compañía. Tristemente, hay muchas parejas que prefieren no hacer nada para pasar tiempo con su cónyuge. Esto no es una casualidad.

Si dejamos de buscarnos mutuamente y dejamos de pasar tiempo juntos, entonces nos convertimos más en compañeros de habitación y no en pareja. Llegamos al punto donde incluso resulta incómodo estar alrededor del otro y nos sentimos inseguros sobre qué decir o qué hacer en su compañía. No dejen que esto suceda amigos.

Debemos luchar por nuestros matrimonios y pasar tiempo de calidad juntos es ESENCIAL para mantener nuestro matrimonio fuerte y saludable.