TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Propone Tokio las fotografías de la bomba de Hiroshima como patrimonio de la UNESCO?

¿Se aceptará el reconocimiento de la devastación de Hiroshima como patrimonio documental?

El gobierno japonés ha tomado la decisión de proponer una colección de fotografías y vídeos que ilustran la devastación sufrida por la ciudad de Hiroshima tras el bombardeo atómico de agosto de 1945, con el objetivo de que sea reconocida como patrimonio documental de la UNESCO. La solicitud de reconocimiento está planeada para el año 2025, coincidiendo con el 80º aniversario del trágico ataque estadounidense. En caso de ser aceptada, esta sería la primera vez que se incorporan documentos relacionados con el uso de la bomba atómica al Registro Mundial de la Memoria de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

La colección en cuestión está compuesta por un total de 1.532 fotografías y dos vídeos, capturados entre el 6 de agosto de 1945, fecha del lanzamiento de la bomba, y finales de ese mismo año. Estas imágenes muestran la característica nube en forma de hongo, así como a los heridos y escenarios de destrucción cerca del hipocentro. Fueron tomadas por ciudadanos comunes, fotógrafos de periódicos y la Agencia de Noticias Japonesa, así como por miembros del entonces Ejército Imperial Japonés.

Uno de los fotógrafos, Seiso Yamada, de 95 años de edad, quien anteriormente se desempeñaba como periodista para el Chugoku Shimbun, es el único que sobrevive de aquellos que capturaron las impactantes imágenes en aquel momento. En una declaración sobre la propuesta de reconocimiento, expresó su esperanza de que “las personas sean capaces de sentir el horror del ataque con la bomba atómica al observar las fotografías”.

Es importante señalar que, si bien esta colección de imágenes ya fue nominada en el año 2021, la UNESCO no la seleccionó para su inclusión en la lista en 2023. Las convocatorias para nominaciones al Registro Mundial de la Memoria se llevan a cabo cada dos años, y cada país tiene la posibilidad de presentar un máximo de dos candidaturas en cada ocasión.

La iniciativa del gobierno japonés de presentar esta colección de documentos visuales relacionados con el devastador bombardeo atómico como patrimonio documental ante la UNESCO es un paso significativo en la labor de preservar la memoria de este trágico evento de la historia mundial. En un momento en el que la falta de comprensión y empatía respecto a acontecimientos históricos cruciales es una preocupación creciente, preservar y reconocer material que ilustre el impacto humanitario y social de sucesos como el ataque con la bomba atómica es de suma importancia.

El reconocimiento de estas imágenes y vídeos por parte de la UNESCO representaría un respeto y homenaje apropiado a las víctimas del bombardeo atómico y a sus familiares, así como una oportunidad para educar a las generaciones futuras sobre las consecuencias devastadoras de la guerra y de la proliferación de armas nucleares. Además, crearía un precedente significativo en el ámbito del patrimonio documental, al ser la primera vez que este tipo de documentos relacionados con la bomba atómica se incorporarían al Registro Mundial de la Memoria de la UNESCO.

En conclusión, la propuesta del gobierno japonés para que la colección de fotografías y vídeos que muestran la devastación de Hiroshima tras el bombardeo atómico de 1945 sea reconocida como patrimonio documental de la UNESCO es un esfuerzo valioso y significativo para preservar la memoria histórica de este evento trágico. En caso de ser aceptada, esta iniciativa marcaría un hito importante en la preservación y reconocimiento del legado histórico y humanitario de la tragedia de Hiroshima.

Con información de Asianews.it