TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Qué dijo el Papa a los diplomáticos sobre las víctimas civiles?

¿Cómo podría la comunidad internacional prohibir universalmente la maternidad subrogada?

El Papa Francisco pronunció un enérgico discurso de inicio de año dirigido a los embajadores acreditados ante la Santa Sede, en el que hizo un llamamiento a la comunidad internacional para respetar y promover el derecho humanitario en los conflictos actuales. En sus palabras, el Papa expresó su preocupación por los ataques contra la libertad religiosa, incluyendo el control tecnológico y la proliferación de leyes anticonversión. También llamó a la prohibición universal de la maternidad subrogada, que considera una práctica que socava la dignidad de la mujer y del niño.

El Papa destacó la importancia de la protección de la población civil en cualquier conflicto armado, haciendo hincapié en la necesidad de distinguir entre objetivos militares y civiles. También subrayó el impacto devastador de los conflictos en la vida de las personas, especialmente en niños y niñas que quedan huérfanos o resultan heridos a causa de la violencia. Asimismo, pidió un uso proporcionado de la fuerza incluso en el ejercicio legítimo de la defensa, y denunció las graves violaciones del derecho internacional humanitario como crímenes de guerra.

El Papa Francisco recalcó la necesidad de buscar soluciones pacíficas a los conflictos en diversas regiones del mundo, incluyendo Israel y Palestina, la Federación Rusa y Ucrania, Myanmar, y Armenia y Azerbaiyán. También condenó la disponibilidad excesiva de armas en el mundo, que considera una amenaza para la paz y la seguridad internacionales. Además, instó a reanudar las negociaciones sobre el programa nuclear iraní como parte de los esfuerzos de desarme.

En relación con la maternidad subrogada, el Papa describió esta práctica como una ofensa grave a la dignidad de la mujer y del niño, basada en la explotación de la necesidad material de la madre. Hizo un llamamiento a la comunidad internacional para prohibir universalmente esta práctica, afirmando que un hijo es siempre un don y nunca un objeto de un contrato. También advirtió contra las “colonizaciones ideológicas”, incluyendo la teoría de género, que considera extremadamente peligrosa por su intento de borrar las diferencias entre las personas.

El Papa mostró su preocupación por el aumento de los ataques contra la libertad religiosa, incluyendo el control tecnológico y la proliferación de leyes anticonversión. Expresó su dolor por el encarnizamiento contra las minorías religiosas y el aumento de los incidentes de antisemitismo, así como por la persecución y discriminación sufrida por más de 360 millones de cristianos en todo el mundo.

Finalmente, el Papa reflexionó sobre el uso de la inteligencia artificial, urgiendo a una cuidadosa reflexión a nivel nacional e internacional para que su desarrollo permanezca al servicio del ser humano, fomentando las relaciones interpersonales, la fraternidad y el pensamiento crítico. En conjunto, el discurso del Papa Francisco destaca la importancia de promover la paz, proteger la dignidad humana y garantizar la libertad religiosa en un mundo marcado por conflictos y desafíos tecnológicos.

Con información de Asianews.it