TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

¿Qué me falta con el Señor como mi pastor y Rey?

¿Cómo podemos entender la imagen del buen pastor en el Salmo 23 y su relación con la misericordia de Dios?

El Salmo 23 es, sin duda, una expresión magnífica del poeta, intrínsecamente ligada a su contexto, que se encuentra dentro del conjunto de salmos del 15 al 54. Este grupo de salmos se asocia con cánticos de confianza y es uno de los favoritos del Salterio. Las razones teológicas y culturales se combinan para favorecerlo, comenzando en el Antiguo Testamento con la popularidad de la imagen del rey pastor David, y siendo canonizada y exaltada en el Nuevo Testamento con la figura del buen pastor. En el ámbito cultural, el tema pastoril recurrente e idealizado desde la antigua Grecia y Roma también influye en la popularidad de este salmo.

El primer tramo del Salmo 23 describe a Yahvé como un pastor generoso, proporcionando cuidado y descanso en lugares ricos en pastos y aguas. Este pastor se ocupa de restaurar el cansancio y de disipar los miedos, incluso en el temible valle tenebroso, utilizando su cayado y su vara para proteger a sus ovejas.

En el siguiente tramo, Yahvé se presenta como un anfitrión generoso, ofreciendo una mesa abundante en presencia de los enemigos. Según la costumbre de oriente, perfuma la cabeza del invitado como muestra de hospitalidad, y ofrece una copa rebosante. Esta generosidad exuberante de Yahvé recuerda la parábola del hijo pródigo, demostrando la magnitud de la generosidad divina.

La última parte del salmo alaba la misericordia de Yahvé, utilizando términos como bondad y amor para describirla. Esta misericordia es eterna, permanente e inmutable, acompañando al individuo todos los días de su vida. Celebra la presencia de Dios, su casa, y está repleta de imágenes que reflejan la ternura divina hacia sus hijos.

Por lo tanto, celebrar a Cristo Rey del Universo es celebrar al Buen Pastor, que cuida con un amor especial, dulce, tierno y delicado a sus ovejas, defendiéndolas con valentía.

Con información de es.catholic.net