Según el Papa, el bautismo es un acto regenerador mediante el lavado.

El Papa Francisco ha declarado que el bautismo es un «baño de regeneración».

Esta afirmación significa que a través del sacramento del bautismo, una persona recibe el perdón de sus pecados y se convierte en un miembro de la Iglesia católica.

El Papa hizo esta declaración durante una audiencia general en la Plaza de San Pedro, donde habló de la importancia del bautismo en la vida cristiana.

Explicó que el bautismo es el primer sacramento que recibe una persona y es esencial para la vida en la fe.

El bautismo es el medio por el cual una persona entra en la comunidad cristiana y se convierte en un hijo adoptado de Dios.

Como resultado, la persona se convierte en parte del Cuerpo de Cristo, la Iglesia, y es una parte integral de la comunidad cristiana.

El Papa Francisco también habló sobre la idea del bautismo como un «baño de regeneración».

Explicó que este término se refiere a la purificación del pecado original que todas las personas llevan consigo.

A través del bautismo, las personas se liberan del pecado original y se les da la vida divina.

El Papa explicó que el bautismo es un paso importante en el camino de la vida cristiana y que es necesario para la salvación.

También advirtió que no hay salvación sin el bautismo y que no puede haber verdadera vida cristiana sin este sacramento.

El Papa también habló sobre la importancia de recibir el bautismo en la edad temprana.

Explicó que al recibir el bautismo a una edad temprana, las personas tienen más tiempo para crecer en la fe y para desarrollar una relación con Dios.

Recomendamos:
Padre agradece por su hijo a Charlie Gard: De no ser por él, no existiría

En resumen, el Papa Francisco ha declarado que el bautismo es un «baño de regeneración» que es esencial para la vida cristiana.

A través del sacramento del bautismo, una persona recibe el perdón de sus pecados y se convierte en un miembro de la Iglesia católica.

El bautismo también es esencial para la vida en la fe y es un paso importante en el camino de la vida cristiana.

Además, recibir el bautismo a una edad temprana es beneficioso para el crecimiento de la fe y el desarrollo de una relación con Dios.

Sin esta ceremonia, no hay verdadera vida cristiana ni salvación.

Con información de CNA. Créditos de foto: CNA

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba