TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Según Mons. Bätzing, la mayoría de los católicos alemanes no teme el cisma y respalda el camino sinodal.

¿El obispo Bätzing cree que no hay obstáculos vaticanos para el camino sinodal alemán y que no hay peligro de cisma en la Iglesia alemana?

El obispo Georg Bätzing, presidente de la Conferencia Episcopal alemana, ha expresado su creencia de que la mayoría de los católicos alemanes apoya el camino sinodal y no ve riesgo de cisma. El prelado afirma que la Iglesia en Alemania necesita más sinodalidad y una búsqueda común de lo que el Espíritu de Dios nos dice hoy y hacia dónde nos conduce. Bätzing reconoce que existe polarización, pero sostiene que la cooperación entre los obispos y otros miembros de la Iglesia puede fortalecer la autoridad de los obispos. El Vaticano se ha opuesto a la formación de un consejo sinodal permanente en Alemania que socavaría la autoridad de los obispos, pero Bätzing cree que las preocupaciones del Vaticano son infundadas y que no busca debilitar sus cargos. También refleja su fe en el camino sinodal, afirmando que no hay alternativa para continuar una sinodalidad genuina, honesta y eficaz para crear un buen futuro para la Iglesia bajo la guía del Espíritu Santo.

En cuanto a las bendiciones eclesiásticas a parejas del mismo sexo y la predicación y bautismo realizado por los laicos, el obispo señala que la práctica se ha llevado a cabo en Alemania durante mucho tiempo y que hombres y mujeres “cualificados teológicamente y competentes pastoralmente” pueden predicar en la Iglesia. También espera que las mujeres tengan acceso a “todos los procesos de toma de decisiones de la vida de la Iglesia” y apoya el diaconado para las mujeres, aunque no al sacerdocio femenino.

Sin embargo, el obispo también reconoce que es improbable que las resoluciones radicales del camino sinodal lleguen a ser plenamente asumidas por la Iglesia universal y que el proceso debe llevarse a Roma. En cuanto al Sínodo sobre la sinodalidad, el cardenal Mario Grech, secretario general del Sínodo de los Obispos, ha afirmado que el camino sinodal alemán no es análogo y que su reunión en octubre no se basará en las decisiones tomadas recientemente por la Iglesia alemana.

En general, el obispo Bätzing sostiene que la Iglesia en Alemania necesita más sinodalidad y búsqueda común de lo que el Espíritu de Dios nos dice hoy y hacia dónde nos conduce. La cooperación entre los obispos y otros miembros de la Iglesia puede fortalecer la autoridad de los obispos y, aunque existen preocupaciones y temores sobre el camino sinodal, son necesarias más sinodalidad, transparencia, responsabilidad y control para contrarrestar el abuso de poder. Por eso, está ilusionado con el próximo sínodo mundial sobre la sinodalidad y espera que sea una verdadera oportunidad para la Iglesia.

Con información de infovaticana.com