TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Una escritora católica comparte su opinión sobre el papel de las mujeres en la Misa – “No necesito collarín, solo Gracia”.

¿Consideras que las mujeres deben tener la oportunidad de dar la homilía en las Misas católicas?

Katie Prejean McGrady, una conferencista, escritora y locutora de “The Electric Waffle”, un programa radial católico, ha compartido su opinión sobre la propuesta de la Conferencia Episcopal de Alemania de permitir que las mujeres den la homilía durante la Misa.

En respuesta a esto, Prejean ha rechazado rotundamente la idea, argumentando que considera esta postura como un intento de equiparar la importancia de las mujeres en la Iglesia con el hecho de desempeñar roles similares a los sacerdotes.

La autora enfatiza que no es necesario que las mujeres asuman funciones sacerdotales para ejercer liderazgo e influencia en la Iglesia Católica. También ha compartido ejemplos personales donde ha declinado la oportunidad de dar la homilía durante la Misa, optando por hacer anuncios antes o después de la liturgia, y aún así logrando un gran impacto en los fieles.

Prejean está a favor del empoderamiento de las mujeres en la Iglesia, pero rechaza la idea de que deben asumir roles sacerdotales para lograr dicho empoderamiento. Ella defiende que las mujeres tienen dones que la Iglesia necesita desesperadamente y que estos dones no necesariamente tienen que manifestarse a través del sacerdocio.

La conferencista insiste en que las mujeres no requieren de roles sacerdotales para liderar, servir, influir y marcar la diferencia en la Iglesia. Argumenta que solo se necesita que sus dones y perspectivas femeninas sean reconocidos como valiosos, y que se les otorgue el espacio y la oportunidad para trabajar y contribuir.

Para Prejean, el verdadero empoderamiento de las mujeres en la Iglesia radica en reconocer que, por medio del bautismo, las mujeres también comparten el sacerdocio, la profecía y el liderazgo. Señala que este reconocimiento, junto con la gracia de Dios, es suficiente para que las mujeres cumplan con la labor que Jesucristo les encomiende, sin necesidad de asumir roles sacerdotales formales.

En resumen, la postura de Katie Prejean McGrady se opone firmemente a la idea de permitir a las mujeres dar la homilía durante la Misa como un medio para empoderarlas en la Iglesia. En su lugar, enfatiza la importancia de reconocer y valorar los dones femeninos dentro de la Iglesia, sin necesidad de equipararlos con roles sacerdotales.

Con información de es.churchpop.com