TuCristo - Blog de Noticias y Videos Católicos

Una misa se celebra en el primer lugar de culto cristiano en Qatar

¿Qué papel desempeña Nuestra Señora del Rosario de Doha como centro de esperanza y unidad para la comunidad católica en Qatar?

En la primera iglesia católica autorizada en Qatar, Nuestra Señora del Rosario de Doha, se llevó a cabo una Misa solemne el 1 de enero, presidida por Mons. Aldo Berardi, Vicario Apostólico de Arabia del Norte. Esta celebración representó un poderoso símbolo de esperanza y unidad para la comunidad católica en el país, que está compuesta por personas de diversas etnias, nacionalidades, lenguas y ritos católicos.

Nuestra Señora del Rosario, fundada en 2006, es un testimonio de la colaboración entre la comunidad católica y el gobierno de Qatar, gracias a la donación de un terreno por parte del emir Hamad bin Khalifa Al Thani. La Iglesia fue consagrada en 2008 por el cardenal Ivan Dias, y desde entonces ha sido un lugar de encuentro y adoración para miles de fieles.

La magnitud de esta celebración fue evidente en la presencia de más de 30 mil participantes en todas las Misas del día, lo que subraya la importancia de este evento para la comunidad católica en Qatar. Mons. Aldo Berardi expresó su deseo de continuar construyendo puentes tanto dentro de la comunidad católica como con otras confesiones religiosas presentes en el país, creando así un ambiente de respeto y diálogo interreligioso.

El Vicariato de Arabia del Norte, que abarca Baréin, Kuwait, Qatar y Arabia Saudí, presenta desafíos diversos debido a la diversidad de leyes, culturas y tendencias musulmanas arraigadas en cada país. Sin embargo, la Iglesia católica en Qatar ha encontrado un espacio de crecimiento y convivencia en el Complejo Religioso de Nuestra Señora del Rosario, junto a otras confesiones religiosas que también tienen presencia en la zona.

Durante la Misa solemne del 1 de enero, el padre Xavier D’Souza expresó su agradecimiento al obispo Berardi por su liderazgo y dedicación a la comunidad católica en Qatar. Asimismo, agradeció al gobierno, la familia real qatarí y a todas las autoridades por su apoyo continuo y su compromiso con la libertad religiosa en el país.

El papel de la Subdirectora de la Oficina del Secretario General para Asuntos de Servicio, Mariam Nasser Al Hail, también fue reconocido por su contribución significativa para garantizar la provisión de facilidades y autorizaciones necesarias para los servicios religiosos en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario.

Esta celebración refleja la importancia de la tolerancia y el respeto mutuo en la sociedad qatarí, donde diferentes tradiciones religiosas pueden convivir en armonía. La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario es un testimonio de la diversidad cultural y religiosa que enriquece el tejido social de Qatar, y un símbolo de esperanza y unidad para toda la comunidad.

En resumen, la Misa solemne del 1 de enero en Nuestra Señora del Rosario de Doha fue un hito para la comunidad católica en Qatar, marcando el comienzo de un nuevo año lleno de promesas y oportunidades. Esta celebración representa el espíritu de amor, fraternidad y cooperación que prospera en un país donde la diversidad es valorada y celebrada.

Con información de vaticannews.va | Foto Créditos: vaticannews.va