La virgen María te acompaña y bendice siempre en tu vida, y de ti no se separa ni en la noche ni en el día, cuando estés afligido o incluso en la agonía, ella estará contigo amándote con alegría.

image