Que Dios es la luz del mundo