51 w ·Traducciones

CÁNTICO DE SIMEÓN Lc 2, 29-32

Ahora, Señor, según tu promesa,
puedes dejar a tu siervo irse en paz,
porque mis ojos han visto a tu Salvador,
a quien has presentado ante todos los pueblos
luz para alumbrar a las naciones
y gloria de tu pueblo Israel.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Completas. Liturgia de las Horas.

image

Escribe un comentario, o Regístrate Aquí para comentar...



Descarga la App de la
Red Social Católica


O has clic en Registrarme para crear tu Perfil.