Hoy te quiero dar de nuevo otra lección. Quiero que te ganes el Cielo; la Santísima Virgen María te espera, ya te tiene preparado un lugar; pero debes ser santo, debes trabajar arduamente en la virtud. Anda con tus ojos bien abiertos, vigilantes; camina con sumo cuidado para que no vayas a caer en las trampas y ardides de Satanás. El pecado trae consecuencias nefastas para el alma, te separa de Dios; pone venda en tus ojos, llevándote a una miopía espiritual; el pecado endurece tu corazón. El demonio, te quita muy sutilmente la vergüenza para pecar y te la devuelve en el momento de la confesión. San José.


Escribe un comentario, o Regístrate Aquí para comentar...



Descarga la App de la
Red Social Católica


O has clic en Registrarme para crear tu Perfil.