He recibido la cordial invitación para unirme a la unidad de evangelización que pregonan el canal y con las personas que conforman está iniciativa de seguir a Cristo Jesús.

Por otra parte en noviembre del año pasado el día 22 se cumplió un año de haberme consagrado a la Santísima Virgen María como esclavo de Amor en cuerpo y alma con los hermanos de los Heraldos del Evangelio de Colombia Sudamérica.

Y ahora hacer realidad con ustedes hermanos el camino de la Verdad y del Amor. Iré aprendiendo en compañía de todos ustedes. Agradecido por la oportunidad y aceptarme para caminar juntos en la Fe.