Qué de ladrones, de impíos, de borrachos y de libertinos se unen en tropel contra Vos todos los días...

San Luis María Grignion de Montfort

Ved, Señor, Dios de los ejércitos, los capitanes que forman compañías completas; los potentados que levantan ejércitos numerosos; los navegantes que arman flotas enteras; los mercaderes que se reúnen en gran número en los mercados y en las ferias. ¡Qué de ladrones, de impíos, de borrachos y de libertinos se unen en tropel contra Vos todos los días, y tan fácil y prontamente! Un silbido, un toque de tambor, una espada embotada que se muestre, una rama seca de laurel que se prometa, un pedazo de tierra roja o blanca que se ofrezca; en tres palabras, un humo de honra, un interés de nada, un miserable placer de bestias que esté a la vista, reúne al momento ladrones, agrupa soldados, junta batallones, congrega mercaderes, llena las casas y los mercados y cubre la tierra y el mar de muchedumbre innumerable de réprobos, que, aun divididos los unos de los otros por la distancia de los lugares o por la diferencia de los humores o de su propio interés, se unen no obstante todos juntos hasta la muerte, para haceros la guerra bajo el estandarte y la dirección del demonio. 

Y por vos, Dios soberano, aunque en serviros hay tanta gloria, tanta dulzura y provecho,

¿casi nadie tomará vuestro partido? 

¿Casi ningún soldado se alistará bajo vuestras banderas? 

¿Ningún San Miguel gritará de en medio de sus hermanos por el celo de vuestra gloria: 

¿Quién como Dios?

 ¡Ay!, permitidme ir gritando por todas partes: ¡Fuego, fuego, fuego! ¡Socorro, socorro, socorro! ¡Fuego en la casa de Dios! ¡Fuego en las almas! ¡Fuego en el santuario! ¡Socorro, que se asesina a nuestros hermanos! ¡Socorro, que se degüella a nuestros hijos! ¡Socorro, que se apuñala a nuestro padre!

San Luis María Grignion de Montfort



Descarga la App de la
Red Social Católica


O has clic en Registrarme para crear tu Perfil.

Magaly

4 Blog Publicaciones

Comentarios